Ciberseguridad: sin tiempo que perder

En la época de la denominada «cuarta revolución industrial», las tecnologías big data y el auge de sistemas de vigilancia, el tema de la ciberseguridad se convierte en un imperativo, al que no se encuentra ajeno ningún país. No hay tiempo que perder, y de eso están seguros los miembros de la Unión de Informáticos de Cuba (UIC), que este miércoles pusieron sobre la mesa los retos que plantea esta problemática a la Mayor de las Antillas.

Vivimos en la «sociedad de los datos», donde han surgido especialidades que imponen nuevos perfiles de trabajo. En este escenario, la ciberseguridad se vuelve una dimensión de la seguridad nacional, expresó el doctor Jesús Santos Pérez, al intervenir en el panel desarrollado en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, en el contexto del Día Internacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información.

El especialista instó a analizar el fenómeno desde la transdisciplinariedad, el enfoque sistémico y la responsabilidad social, y advirtió las diversas perspectivas de este concepto en proceso de construcción, que plantea nuevos paradigmas, modelos y doctrinas.

Al respecto, el máster Miguel Gutiérrez llamó la atención sobre la falta de consenso para definir el término ciberseguridad a nivel nacional e internacional.

Además, apeló a la importancia de que Cuba cuente con una norma jurídica superior, en un contexto donde han crecido exponencialmente los intersticios para el ciberataque, más allá de los instrumentos con que cuentan los organismos de la Administración Central del Estado.

En ese sentido, se refirió a la Resolución 127 del Ministerio de Comunicaciones, –aunque salta a la vista lo obsoleto de esta normativa, emitida en el año 2007–. «Lo que no está regulado, no existe», dijo.

La especialista principal de seguridad informática de Etecsa, Mercedes Valdés, mencionó las incidencias de ataques informáticos que tuvo la empresa en el año 2016, entre los que se encuentran programas malignos, escaneos a la red, correos spam, comprometimientos del sistema y pérdida de la configuración, entre otros.

El panel fue también un espacio para debatir sobre la necesidad de que la universidad cubana incluya estos contenidos en el plan de estudios E, en proceso de elaboración. A propósito, Guille Pérez, profesor de Informática de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría, habló sobre los vacíos del actual programa en esa carrera y manifestó que en el nuevo plan se prevé una materia denominada Seguridad Informática, pero que comenzará a impartirse en el curso 2019-2020.

Los miembros de la UIC presentes en el encuentro, coincidieron en la urgencia de avanzar en la aplicación de estos conocimientos, y en la difusión de mensajes para incidir en la cultura de los usuarios de las tecnologías. (Tomado de granma.cu)