Respaldan santacruceños victoria en las votaciones contra el bloqueo en la ONU

La vieja política del cerco imperialista volvió a recibir aplastante derrotada en la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU), solamente respaldada por  su “leal cachorro” Israel.

En hogares, centros de trabajo y escuelas,  los santacruceños desde las diez de la mañana de este miércoles dieron seguimiento a las múltiples intervenciones de los representantes de distintos países, quienes expusieron el apoyo absoluto al proyecto de resolución: Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por los Estados Unidos de Norteamérica.

“Volvimos, sin medias tintas, a denunciar la violación flagrante, masiva y sistemática ocasionada por el asedio yanqui a la Isla por más de medio siglo”, refirió Gelasio Calaña Pérez, trabajador de la Agricultura Urbana.

“El presidente Donald Trump, indicó después, se dedica también a fabricar viles acusaciones contra nuestra patria para congraciarse con la gusanera miamense, sin embargo volvió a fallar. Las falacias venidas del norte quedaron destruidas”.

 Por vigésimo sexta oportunidad en más de medio siglo las “criminales garras” de Lucifer  vuelven a ser perforadas. “La verdad siempre sale a flote”, expuso Erisbel Aguilar Ramírez, estudiante de primer año de la carrera de Contabilidad en el Instituto Politécnico de Economía Raúl Rodríguez Moreno.

El canciller Bruno Rodríguez Parrilla desmintió, puso en ridículo a la embajadora de los Estados Unidos en la ONU. Ella no sabía ni lo que estaba diciendo sobre la Crisis de Octubre”, agregó el discípulo.

“La elegante señora, estoy segurísimo, señaló Aguilar, nunca ha venido a este país. Como “papagayo” repitió lo que le escribieron. Ella misma se faltó el respeto; es analfabeta en Historia de Cuba. Nosotros los cubanos no cambiamos la libertad ni la soberanía por nada del mundo, mucho menos si nos amenazan”.

Evis Noel Rodríguez Rosabal, barbero por cuenta propia, le dedicó poco tiempo a su oficio en la jornada matutina. “Le pedí disculpas a los clientes. No me perdonaría perderme este hecho tan significativo. Golpeamos nuevamente sin palos ni piedras a los que se creen dueños del mundo. Obtuvimos 191 votos a favor. ¡Un gran triunfo!”.

“Vi todo. Nuestro Ministro de Relaciones Exteriores hizo una intervención magistral, plena de moral, firmeza, dignidad. Los mandamás de Estados Unidos pueden seguir soñando. Las conquistas socialistas obtenidas no las negociamos”, señaló Esmérida Quintanel Vega, ama de casa.

El “monstruo” seguirá aislado, sólo Israel le rinde cuentas a cada minuto. Quedó claro otra vez en la ONU la indestructible unidad entre los pueblos, el derecho a la paz, al respeto mutuo, a  construir el sistema político deseado sin ingerencias foráneas. La añeja ancla gubernamental del imperio  ha quedado sin fondo donde acomodarse.