Celebran en EE.UU. nuevo proyecto de ley contra bloqueo a Cuba

Washington, 4 ago.- La Coalición Engage Cuba celebró la introducción en el Senado estadounidense de un proyecto de ley dirigido a levantar el bloqueo impuesto por Washington al país caribeño hace más de 55 años.

 

El presidente de la organización, James Williams, aplaudió al senador demócrata Ron Wyden por presentar la Ley de Comercio de Cuba 2017, ‘que derogaría las sanciones anticuadas y establecería relaciones comerciales normales con la isla’.

Williams, cuya agrupación promueve el fin del cerco económico, comercial y financiero, destacó que otros seis miembros del partido azul -Patrick Leahy, Dianne Feinstein, Richard Durbin, Tom Udall, Patty Murray Y Jeff Merkley- copatrocinaron la legislación.

La iniciativa, introducida el martes, removería los principales estatutos que codifican las sanciones contra la nación antillana, incluyendo los establecidos en la Ley Helms-Burton de 1996, la Ley Torricelli de 1992, y otras disposiciones que afectan el comercio, la inversión y los viajes.

Wyden, el demócrata de más rango en el Comité de Finanzas de la cámara alta, criticó la decisión del presidente Donald Trump de revertir algunos avances en el acercamiento a Cuba.

Con su reciente imposición de nuevas restricciones, Trump presentó una visión que mira hacia atrás y vuelve a una política fallida de aislamiento que no ha hecho nada para ayudar al pueblo cubano y ha dañado la economía estadounidense, sostuvo al difundir el borrador.

Según el senador por Oregón, su iniciativa presenta una visión alternativa, que mira hacia el futuro y fomenta el intercambio de ideas y el comercio entre las dos naciones.

Nos gustaría agradecer al senador Wyden por liderar el esfuerzo dirigido a terminar 55 años de política fallida, manifestó Engage Cuba en un comunicado difundido este jueves.

Williams consideró que el bloqueo perjudica al pueblo de la isla y al crecimiento del empleo en Estados Unidos, y resaltó que esta legislación levantaría efectivamente ese cerco.

El texto citó un informe publicado por la coalición el 1 de junio, el cual concluyó que revertir las medidas adoptadas hacia la nación caribeña por la administración de Barack Obama (2009-2017) costaría a la economía norteamericana seis mil 600 millones de dólares y 12 mil 295 puestos de trabajo.

Al mismo tiempo, recordó que el 12 de enero último se reintrodujo un proyecto similar al de Wyden en la Cámara de Representantes por parte de los congresistas Tom Emmer, republicano por Minnesota, y Kathy Castor, demócrata por Florida.