Camagüey trabaja por perfeccionar Programa Materno Infantil

Camagüey, 23 feb.- Perfeccionar el funcionamiento del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) es el fin de especialistas de esta provincia en 2018, para sostener la tasa de mortalidad más baja de la historia registrada en 2017, de solo tres fallecidos por cada mil nacidos vivos.

La disminución del embarazo en la adolescencia y del aborto en este grupo etario, aspectos que más afectaron en el año anterior, son las tareas principales del Programa en el territorio, como estrategias también para una adecuada planificación familiar.

Acciones de promoción y educación en los distintos niveles de atención de salud, con la necesaria imbricación de la familia, escuela y comunidad, son las directrices de trabajo, dijo a la prensa Ivette Prince, jefa del PAMI en la Dirección Provincial de Salud.

Además de continuar con la atención del niño en la comunidad, el seguimiento adecuado de su estado nutricional, y el cumplimiento estricto del esquema de vacunación, y el empleo de la lactancia materna como un elemento esencial para el crecimiento saludable del pequeño.

Mientras, Sigfrido Valdés, director del hospital materno infantil del territorio, destacó, como una de las metas para mantener los indicadores obtenidos por ese centro, la necesidad del perfeccionamiento del trabajo de los especialistas en el momento del parto, sobre todo en complicaciones maternas como la preeclampsia.

La institución hospitalaria, que cerró también con una tasa histórica de 1.1, de seis mil 201 nacimientos ocurridos en 2017, debe progresar en el diagnóstico precoz de malformaciones y de trastornos congénitos del metabolismo en los pequeños, entre ellos las enfermedades neuromusculares.

Otras de las acciones puntuales implican mejorar el trabajo con el niño bajo peso al nacer en el servicio de neonatología, y extender la capacitación hacia más profesionales, premisa ampliamente desarrollada en el año anterior, y que desde ya se intensifica.

Por su parte, Carlos Busquet, director del hospital pediátrico de Camagüey, ubicado en esta ciudad, reconoció que los indicadores que se muestran son de naciones de primer mundo, y resaltó como logros fundamentales de ese centro la disminución de la mortalidad en los niños menores de un año, y también una mejor calidad de vida para la gran mayoría de ellos.

Como resultado importante, en la provincia se desarrolla actualmente un intercambio más directo con los adolescentes en las escuelas, a través de acciones sobre el uso del preservativo para prevenir el embarazo y las Infecciones de Transmisión Sexual. (ACN) (Foto: Archivo)