Camagüey logra más embarazos por reproducción asistida

Camagüey, 23 oct.- Desde 2014 hasta la fecha, en la provincia de Camagüey se han logrado más de 100 embarazos mediante técnicas de reproducción asistida de baja complejidad, en el Centro Provincial de Atención a la Familia Infértil, servicio del hospital materno “Ana Betancourt de Mora”.

Respecto al primer semestre de 2015, la actual cifra, publicada en Adelante digital, triplica los alcanzados hasta ese momento y evidencia el trabajo satisfactorio desarrollado durante estos dos años en los cuales se ha potenciado esa especialidad.

En conversación con la prensa, la doctora Orisel Rodríguez Ávalos, directora del centro, precisó que los resultados constituyen los beneficios de un programa estructurado desde la atención primaria de salud, donde se detectan los casos de las mujeres con dificultades para concebir luego de un año intentándolo.

El tratamiento de la infertilidad, disponible para mujeres entre 18 y 40 años de edad, comienza en cada área de Salud y remite a la atención secundaria y terciaria a aquellas parejas cuya situación necesita del concurso de ginecobstetras, endocrinólogos, genetistas, urólogos, sicólogos y otros especialistas.

La estimulación ovárica mediante terapia hormonal controlada con ultrasonografía, la inseminación intrauterina, la combinación de esos dos procederes, y el tratamiento a las infecciones vaginales, fundamentalmente por clamidia, son las principales conductas terapéuticas que se siguen en ese centro cuando los estudios confirman las causas de la infertilidad, explicó la doctora.

Otras técnicas de alta tecnología, como la fertilización in vitro, la ovo-donación (donación de óvulos) y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides, no se realizan en Camagüey, sin embargo, las pacientes se remiten a centros regionales o nacionales cuando lo requieren.

La galena alertó sobre el hecho de que las principales causas de infertilidad verificadas están asociadas a conductas de riesgo modificables, como las relaciones sexuales sin protección, causantes de daños en las trompas de Falopio.

Igualmente los malos hábitos alimentarios provocan obesidad, uno de los factores de riesgo del ovario poliquístico y la falta de ovulación, que junto a los trastornos en la formación de espermatozoides, es otro de los motivos más recurrentes de los problemas de fecundidad.