Califica Cuba de alarmante inacción ante crímenes contra Palestina

Naciones Unidas, 19 abr.- Cuba calificó aquí de alarmante la inacción del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ante los atropellos de Israel contra el pueblo palestino e instó a ese órgano a asumir su responsabilidad.

"Es inaceptable que el Consejo de Seguridad siga siendo rehén de los dictados de una potencia que ejerce el veto o la amenaza del mismo, para impedir que este órgano cumpla su mandato y proteja los derechos inalienables del pueblo palestino", afirmó la embajadora alterna cubana, Ana Silvia Rodríguez.

Durante un debate abierto del órgano de 15 miembros sobre la situación en el Medio Oriente, la diplomática demandó apego a la Carta de las Naciones Unidas, que otorga al Consejo la responsabilidad de mantener la paz y la seguridad internacionales.

Pese a décadas de ocupación, asesinatos extrajudiciales, represión, expansión de los asentamientos judíos en Cisjordania, arrestos indefinidos y otros crímenes, el Consejo sigue sin fijar una postura que les ponga fin y siente las bases para la reclamada solución de los dos Estados.

A partir de su poder de veto, el Gobierno estadounidense ha bloqueado, o amenazado con hacerlo, todas las iniciativas contrarias a los intereses de su principal aliado en el Medio Oriente, entre ellas un proyecto de resolución presentado en diciembre de 2014 por Jordania para poner un límite de tiempo a la ocupación israelí.

La embajadora alterna cubana cuestionó que pese a varios debates abiertos acerca de la cuestión palestina en el Consejo y al abrumador apoyo mundial a la causa de ese pueblo, el órgano de 15 miembros siga sin exigir a Tel Aviv el cese de su agresividad y colonización.

Rodríguez condenó los crímenes de guerra, los castigos colectivos y otras violaciones del derecho internacional por la potencia ocupante, las cuales consideró una amenaza para la paz y la seguridad regional e internacional.

"No resulta moralmente permisible que el Consejo de Seguridad continúe eludiendo la responsabilidad que le otorga la Carta", insistió.

De acuerdo con la diplomática de la Isla, la única solución posible es la coexistencia pacífica de dos Estados, con un Estado de Palestina independiente, soberano y viable, con su capital en Jerusalén Oriental y las fronteras previas a 1967.

Cuba está convencida de que una respuesta justa y duradera a la reivindicación por el pueblo palestino de sus derechos, resulta imprescindible para la solución de las tensiones y conflictos en el Medio Oriente, subrayó.

En el foro, Rodríguez reafirmó el respaldo de la mayor de las Antillas al ingreso de Palestina como miembro de pleno derecho de la ONU, en sintonía con la voluntad de la inmensa mayoría de los países, que hasta ahora ha chocado con los obstáculos de Washington.