Bélgica acoge amplia jornada para celebrar la cultura cubana

Por Luisa María González (PL) 

Bruselas, 10 oct.- La cultura cubana protagoniza desde hoy una amplia jornada de celebraciones en Bélgica, que incluirá numerosas actividades dirigidas a mostrar la riqueza y variedad de las manifestaciones artísticas y tradicionales de la nación caribeña.

 

Al evento asistirán el ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, y figuras relevantes como el músico Tony Ávila y su grupo, quien actuará en varias ocasiones.

Entre las actividades previstas sobresalen la apertura de una exposición sobre carteles cubanos y una demostración de la rumba, género musical y bailable que fue incluido por la Unesco en su lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. También se desarrollarán muestras de la gastronomía de la nación caribeña, de la técnica de confección artesanal de los internacionalmente conocidos tabacos cubanos, y presentaciones musicales de artistas como Tony Ávila y su grupo.

La jornada se extenderá por dos semanas y llegará también a localidades belgas como Gante, donde se proyectará el documental Oda a la Revolución.

Como preámbulo, anoche se realizó la conferencia La fuerza del cartel cubano, en la cual el especialista Pepe Menéndez sostuvo que la amplia producción de carteles en la isla se distingue por su capacidad para poner en imágenes los hechos y rasgos que han caracterizado la vida en el país en las últimas décadas.

En la cita celebrada en la sede bruselense del Instituto Cervantes, el director de Diseño de la habanera Casa de las Américas ilustró con decenas de ejemplos la prolífica y variada producción cartelística.

‘El cartel se ha distinguido por tener la capacidad de acertar para encontrar, en cada momento, qué decir sobre los hechos cotidianos, identificar y poner en imágenes aquello que sucede y quedar como una memoria gráfica’, sostuvo ante un nutrido público.

De acuerdo con el diseñador, estos materiales ‘resumen la vida de los cubanos a lo largo de muchos años, no solo en los últimos 60 años, sino desde finales del siglo XIX’.