[:es]Asistencia médica, a pesar del bloqueo, garantiza mejor salud a trabajador santacruceño[:]

[:es]

La recuperación de la calidad de vida le ha devuelto la sonrisa y las ganas de vivir a Miguel Morales Fané, más conocido por estos predios como El Bolo.

“Sentía un gran peso en las piernas, el decaimiento era constante. Llegué a pensar que el ácido úrico lo tenía otra vez alto. Ni siquiera medité en las consecuencias negativas del hábito de fumar. Ese vicio quedó borrado de mis labios”.

Es administrador de la bodega La Renovación, del sector del Comercio. Vecino de la calle Revolución en el Reparto Jacinto González de este territorio, tomó sus programadas vacaciones para ser operado de un molesto grano en la fosa nasal izquierda.

“Fui ingresado en el hospital provincial Manuel Ascunce Domenech a fin de someterme a la sencilla intervención quirúrgica, pero el chequeo médico diagnosticó lo inesperado: Tenía muy baja la frecuencia cardíaca”, evocó.

Es remitido el paciente para el Cardiocentro de la propia Ciudad de Los Tinajones. Los especialistas deciden colocarle un marcapasos para activarle el ritmo cardíaco. El  29 de septiembre le fue colocado el pequeño elemento en la parte superior derecha del pecho. “Al día siguiente estaba de alta. No se ría reportero si le digo que me siento como un jovencito”.

Al dialogar con el Doctor Rolando Camejo Remón, especialista de Cardiología en el hospital municipal, expuso: “En el territorio cuarenta personas de avanzada edad de ambos sexos llevan un marcapasos.

 Ellos deben evitar, pues así se les explica, los contactos con impulsos eléctricos y electromagnéticos, de ocurrir afectaría el componente mencionado. Si cumplen lo indicado al pie de la letra podrán tener una larga existencia”.

La enfermedad pulmonar obstructiva detectada a El Bolo, le afectó la cadencia del corazón, bloqueándole el canal auriculoventricular en tercer grado. “Doy gracias al Doctor Jardines. Mucho agradecimiento deseo expresar. En un país capitalista no podría yo pagar semejante tratamiento. En esta Isla bloqueada por el imperialismo los cubanos tenemos la asistencia médica garantizada”.

El órgano encargado de bombear la sangre en el cuerpo humano produce corriente, explicó Camejo. “Sin embargo el corazón de Miguel no la generaba totalmente. Esa era la causa de su débil ritmo, por eso se le instaló el electrodo en la punta del ventrículo derecho”.

Morales Fané esperará restablecerse. La orientación clínica señalará cuando puede volver al salón de operaciones. “El grano me molesta pero no tengo apuro”, manifestó jocoso.

Desea transcurran rápido los cuatro meses de reposo absoluto para atender en La Renovación los documentos de rutina. “Extraño la bodega, es mi segunda casa. Los clientes desean verme otra vez allí, aunque sea revisando papeles”.[:]