Aseguran en Camagüey atención médica ante amenaza de Matthew

Camagüey, 4 oct.- Más de 600 camas en los 12 hospitales de la provincia de Camagüey se liberaron para garantizar la atención médica que se pudiera demandar ante los efectos del huracán Matthew, que amenaza directamente a la región más oriental de Cuba.

Como parte de las medidas decretadas por la Defensa Civil para la fase de alarma ciclónica, todos aquellos pacientes sin riesgo para la vida se trasladaron a sus casas, y se suspenderán las consultas externas, mientras se mantienen activados los cuerpos de guardia y servicios de urgencia.

Aunque los últimos modelos de la trayectoria del fenómeno de categoría 4, emitidos por el Instituto de Meteorología, sitúan el mayor riesgo en las provincias de Guantánamo y Santiago de Cuba, su intensidad y tamaño no eximen del peligro al resto de los territorios.

Por tal motivo, los camagüeyanos mantienen las medidas preventivas, y ya se trasladó hacia Santa Cruz del Sur, uno de los municipios costeros más vulnerables, una brigada sanitaria de emergencia con cirujano, anestesiólogo, ortopédico e intensivista, en tanto otras dos brigadas se mantienen activadas en esta ciudad.

Según explicó a la prensa Zahilet Agüero Farinos, especialista del Subgrupo de Salud Pública del Consejo de Defensa Provincial, las embarazadas de riesgo y a término ya se encuentran seguras en el Hospital Materno Ana Betancourt de Mora, y el Oncológico Madame Curie apoyará a ese centro con 58 camas cedidas.

También durante el día de hoy se asegurará el ingreso de los pacientes de hemodiálisis, que necesitan ese procedimiento con varias frecuencias semanales, en los hospitales de los municipios de Nuevitas y Florida, y en el Universitario Manuel Ascunce Domenech, de la cabecera provincial.

Igualmente, cada uno de los centros de evacuación activados hasta el momento cuenta con la presencia de un médico y una enfermera.

Por otra parte, en las 146 farmacias del territorio se vende hipoclorito para el saneamiento del agua potable, con unos 81 mil frascos de 30 mililitros, y disponibilidad de cloro puro para garantizar una amplia cobertura en los días posteriores al paso del huracán.

En el caso de las ambulancias, más de 30 están disponibles, con presencia en los 13 municipios de la provincia.