Agricultores cubanos promueven soluciones ante intensa sequía

La Habana, 5 mar.- El sistema de la agricultura, uno de los mayores consumidores de agua en Cuba, intensifica las medidas con vistas a que sean mínimas las afectaciones por la sequía en la siembra y calidad de muchos cultivos, y en la rama ganadera.

Según recientes despachos de la Agencia Cubana de Noticias, territorios del centro y oriente del país son los que más afrontan problemas por la escasez del recurso hídrico, situación agudizada en zonas como el macizo montañoso Guamuhaya, que abarca Sancti Spíritus, Villa Clara y Cienfuegos, y donde en enero y febrero fueron pocas las precipitaciones.

Especialistas señalan que la sequía agrícola, como fenómeno natural es acumulativa, comienza por la falta de lluvias, que deprime el manto freático y provoca que la tierra reporte mayor sequedad y los agricultores deban regar más.

Ante el problema es necesario extremar las acciones de ahorro del agua, con el objetivo de evitar mayores daños en las actividades agropecuarias y forestales.

También los expertos recomiendan realizar el diagnóstico de cada área para trasladar los rebaños hacia otros sitios, con el objetivo de acercarlos al alimento y el agua, sin que pierdan sus cualidades productivas.

De acuerdo con despachos noticiosos, en Ciego de Ávila ganaderos estatales y privados multiplican sus acciones en la lucha contra la sequía, en pos de superar la producción de 2016 en leche, carne y crecimiento en la masa vacuna.

Los reportes aseguran que instalaron 600 molinos de viento y centenares de electrobombas, así como también 40 estaciones de bombeo, cuya energía la aportan los paneles solares.

Otra de las acciones constituye la puesta en marcha de más de dos mil pozos para el suministro del indispensable líquido a los rebaños, tranques en los ríos y arroyos.

Asimismo, proseguirán con las labores de la interconexión de las conductoras Sur y Norte de la capital avileña, con vistas a aumentar su capacidad de bombeo y servicio.

En Camagüey, la mayor productora de leche vacuna en Cuba, se aplica una estrategia que incluye el funcionamiento de 118 bombas de agua mediante paneles solares que garantizan el líquido a 36 mil animales.

No obstante, los principales municipios productores de leche en la provincia y a la vez los más afectados por las bajas precipitaciones son Jimaguayú, Sibanicú, Guáimaro, Santa Cruz del Sur y Camagüey.

Expertos refieren que el territorio agramontino acumula el 30,4 % de su capacidad total con 367 millones de metros cúbicos de agua, volumen inferior a los registros históricos, mientras que las presas más deprimidas son las destinadas a la agricultura.

Inés María Chapman Waught, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, en el reciente balance anual del Ministerio de la Agricultura dijo que tenemos tres años acumulados de intensa sequía y los embalses se encuentran a un 44 % de su capacidad de llenado.

Por tanto, subrayó, el uso racional del agua y la aplicación de técnicas más eficientes, como el empleo de riego por goteo, propiciará que se aproveche este recurso tan imprescindible en el ramo. (ACN) (Foto: Archivo)