Adoptan medidas en Camagüey para protección de los combustibles

Camagüey, 8 sep.- En la provincia de Camagüey se ha trabajado para minimizar los riesgos en el sistema de almacenamiento y distribución de combustibles, ante el paso del huracán Irma que se aproxima a la costa norte de Cuba, con el objetivo de asegurar su disponibilidad tras el paso del meteoro. En conversación con la prensa, Niurka González Pérez, directora de la Empresa Comercializadora de Combustibles (CUPET), precisó que se adoptaron medidas para proteger el depósito ubicado en el municipio de Nuevitas, que tiene algunos tanques en reparación. La directiva precisó que esa instalación ya está asegurada, pues se encuentra en uno de los municipios de mayor riesgo por su ubicación en la costa norte, por donde se prevé la trayectoria del peligroso evento meteorológico, con categoría 5 en la escala Saffir-Simpson. Igualmente, se trabajará durante la mañana de este viernes en la venta liberada de cilindros de gas licuado en la ciudad cabecera, para asegurar que todos los clientes de ese servicio cuenten con el producto para su empleo luego del paso del huracán. Una vez concluida la venta se dedicarán a asegurar la protección de la planta de gas licuado y desactivar las pesas, además de proteger los puntos de venta y evacuar aquellos que lo requieran, añadió la directora de CUPET. Ese servicio es uno de los primeros que deberá reactivarse tras los embates de Irma, por lo cual se minimizan todas las vulnerabilidades, señaló. Para facilitar la cocción de alimentos, también se entregan las reservas establecidas de alcohol y querosina, fundamentalmente en los municipios de Esmeralda, Nuevitas, Sierra de Cubitas y Minas, los de mayor riesgo por la trayectoria probable del evento meteorológico. (ACN) (Foto: Archivo)