Acoge La Habana Cumbre por la unidad, la integración y la paz

La Habana, 14 dic.- Hoy esta ciudad será capital de la integración, la unidad y la capacidad de concertación, cuando representantes de alto nivel de los diez países que integran la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América -Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) se reúnan en su Cumbre, en el Palacio de Convenciones.

Sobre esta histórica reunión, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, expresó en su cuenta de Twitter: “Ratificamos nuestra voluntad para consolidar la integración latinoamericana y caribeña”.

En tanto, en recientes declaraciones a PL, el secretario general del bloque, David Choquehuanca, señaló que el ALBA “es importante en un contexto en el cual fuerzas oscuras quieren el retorno del neocolonialismo, porque a nuestro continente la división llegó con la colonia al igual que el racismo, la cultura de la división, la guerra”.

A la cita, que reafirmará la necesidad de la unidad de América Latina, haciendo énfasis en la vigencia del legado de los próceres latinoamericanos y el papel histórico desempeñado por sus fundadores, Fidel Castro y Hugo Chávez, asistirán representantes de alto nivel de las diez naciones que integran este aparato de unificación, junto a otros países invitados y observadores.

Han sido logros del ALBA la Misión Milagro, que ha devuelto la vista de forma gratuita a más de cinco millones de personas, una cifra superior a 27 millones de consultas oftalmológicas y entregado más de 41 millones de lentes; ha privilegiado principalmente a personas de bajos recursos que nunca antes recibieron atención médica por sus afecciones de ese tipo.

De igual manera, propició que mediante estudio clínico, genético, psicosocial de personas con discapacidad, se haya identificado a más de un millón de ellas que se encontraban desprotegidas en seis de los países del ALBA-TCP, a quienes se les ha entregado una cifra casi similar de ayudas técnicas como prótesis y ofrecido más de dos millones de consultas.

El hecho de que más de dos mil jóvenes procedentes de América Latina, el Caribe y África se formen como médicos comunitarios de profunda vocación social y una alta preparación científica, técnica, ética y humanística en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), con sedes en Cuba y Venezuela, es un fruto de este mecanismo de integración y complementariedad. También lo es la celebración de cuatro ediciones de los Juegos Deportivos del ALBA, con la participación de más de diez mil atletas de 31 naciones.

La Alianza se ha propuesto la construcción y consolidación de un espacio de interdependencia, soberanía y solidaridad económica a través del Tratado de Comercio de los Pueblos, el Sucre y el Banco del ALBA. Además, ha defendido posiciones firmes y certeras para condenar de manera absoluta el genocida bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba.

Estas son razones por las cuales en esta Cumbre, justo a punto de despedir un año de mucho compromiso para la región, el ALBA defenderá la necesidad de preservar la condición de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

En Cuba varios mandatarios para asistir a Cumbre del ALBA-TCP

Cerca de la medianoche de este jueves arribó al aeropuerto internacional José Martí el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, quien se mostró emocionado de participar en la XVI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP, a más de 20 años del primer abrazo entre Fidel Castro y Hugo Chávez.

A la terminal aérea acudió a recibirlo el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla.

“Primero quiero recordar que hace 24 años a la misma hora que estoy aterrizando llegó el comandante Chávez con todos sus sueños y energía. Era el año 1994, y también un 13 de diciembre, y aquí mismo lo esperaba Fidel”, rememoró Maduro.

“Nadie sabía, ni se imagina la historia que estaba por escribirse, para nuestro continente”, agregó.

El mandatario venezolano expresó que la mejor forma de contagiarse del espíritu de Chávez y Fidel es con esta Cumbre, que tendrá como misión fundamental fortalecer el ALBA y, con ello, la unión entre los gobiernos y pueblos latinoamericanos y caribeños porque la unidad es indispensable para dejar a un lado todo aquello que nos separa.

“Queremos fortificar también los programas sociales, educativos y culturales, así como los proyectos económicos conjuntos. Traemos el petro como opción monetaria de los países del ALBA y Petrocaribe para acelerar la integración comercial de una región que necesita crecer y avanzar unida. Solo juntos es posible”, añadió.

Se refirió a que uno de los propósitos de esta importante cita regional es “compartir criterios en medio de las circunstancias complejas actuales, sobre todo con la llegada de gobiernos extremistas al sur de América”, donde la integración debe crecer.

“Si nacimos casi de la nada y ocupamos este espacio tan maravilloso y fundamos una nueva América Latina, nos queda mucho por hacer en lo adelante en la construcción de un mundo nuevo”, aseguró, no sin antes precisar que confía en superar esta época en la que se pretende imponer el neoliberalismo, la privatización de todos los sectores y la persecución de las naciones. Y es que el ALBA-TCP repudia las amenazas a la soberanía, a la independencia y a la paz y estabilidad de toda la región.

“Aquí está el ALBA, vivita y coleando, de pie, trabajando y pensando en todo el siglo XXI con la bandera de Bolívar y Martí”, concluyó.

Este jueves también tocaron suelo cubano el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit; el canciller de Antigua y Barbuda, Chet Greene; el embajador de Haití en Venezuela, Lesly David y Raúl Licausi, vicecanciller venezolano. Todos fueron recibidos por José Ramón Saborido, ministro de Educación Superior en la Isla.

Al cierre de esta información era esperado en La Habana el resto de las delegaciones, incluyendo las encabezadas por Daniel Ortega y Evo Morales, presidentes de Nicaragua y Bolivia, respectivamente. (Tomado de www.granma.cu) (Fotos: Granma y PL)