Kool & the Gang estremeció a La Habana

Kool & the Gang estremeció a La HabanaLa Habana, 21 dic.- En sintonía absoluta, como ocurre entre antiguos amigos, la banda estadounidense Kool & the Gang ofreció este domingo, en la capital cubana, un concierto en plena complicidad con el multitudinario público que convocó.

La Tribuna Antiimperialista José Martí, totalmente colmada de personas, que se explayaron por el Malecón, su muro y las calles aledañas respondían de inmediato cuando los músicos norteamericanos sugerían un coro o  pedían palmas acompañantes.

El idioma de la música fue el que primó y sobre todo la sincera entrega de estos artistas, quienes disfrutaron tanto la actuación como los asistentes, quienes bailaron en todo momento, improvisaron coreografías y gozaron de lo lindo durante una hora y 35 minutos ininterrumpidos.

En medio de la presentación Robert “Kool” Bell, líder de la agrupación, entregó a Abel Acosta, presidente del Instituto Cubano de la Música, una  placa conmemorativa.

El directivo cubano afirmó que ese obsequio quedará expuesto permanentemente en el Museo Nacional de la Música como constancia de esta primera visita de Kool & the Gang a Cuba.

Dyana Williams, presidenta de Internacional Association African American Music Fundación, expresó que durante 40 años este grupo ha hecho música en todo el mundo y este domingo estaba en La Habana para actuar para la familia cubana con mucho amor.

De principio a fin la presentación resultó estelar, sobre todo en los solos de cada instrumentista, pero sin lugar a dudas, el momento en el cual el trompetista cienfueguero Alexander Abreu tocó, hizo subir aún más la adrenalina de todos los presentes.

El director de la agrupación Havana D'Primera acompañó a Kool & the Gang en la pieza Open Sesame, que formó parte de la banda sonora de la película Saturday nigth fever, protagonizada por John Travolta y que ha ganado 15 discos de platino en Estados Unidos.

Alexander Abreu hizo verdaderas centelleantes florituras con su instrumento, en un momento cumbre del concierto, a la altura de los músicos visitantes, quienes pidieron ovaciones cerradas al público para tal intervención.

En fin, esta primera actuación de Kool & the Gang en Cuba es de esos acontecimientos para arropar en el mejor sitio de la memoria y si antes eran inspiración de numerosas generaciones de cubanos, este domingo sumaron muchas más y tampoco, de seguro, ellos lo olvidarán. (AIN).