Intensa recuperación en Santa Cruz del Sur

Intensa recuperación en Santa Cruz del SurSanta Cruz del Sur, 13 nov.- Intensas jornadas de limpieza, higienización y restauración de los principales servicios eléctricos y telefónicos, y la atención a los damnificados centran las tareas en este municipio, el más afectado en Camaguey por el impacto del huracán Paloma .
    
Camiones y operadores de grúas, junto a los movilizados y la propia población de La Playa, y de todos los barrios y comunidades afectadas por la penetración del mar o inundaciones en zonas bajas, participan en la recogida de toneladas de escombros.
   
Aún cuando en La Playa más de la mitad de sus habitantes quedaron sin hogar y prácticamente sin pertenencias, incluidas hasta sus ropas, buscan adecuar condiciones para  sobrevivir de manera temporal hasta contar con nuevas viviendas.
   
La gran mayoría de los residentes que pudo contactar la AIN en el lugar, manifestaron sus deseos de reconstruir sus casas bien lejos del litoral.
   
Sustentan esa decisión ante el impacto de regresar y encontrase todo perdido, aún cuando le buscaron resguardos a sus efectos electrodomésticos y personales en los inmuebles más seguros, de mampostería y altos, y por las constantes evacuaciones, ante los avisos de tormenta.
   
Desayunos, meriendas y comidas se ofertan en las zonas dañadas, mientras especialistas de salud participan en la entrega de productos para clorar el agua y medicamentos preventivos de posibles enfermedades, en evitación de brotes epidémicos, y realizan asistencia médica.
   
En la ciudad una flota de camiones con materiales de construcción está lista para la entrega inmediata de techos, rollos de impermeabilizantes, maderas, bloques y otros, a fin de viabilizar la recuperación de las casas afectadas.
   
Los que sufrieron el derrumbe toral de sus viviendas, permanecen evacuados en la Universidad de Camagüey, mientras en Santa Cruz del Sur ya se  preparan condiciones para casas temporales donde podrán residir hasta contar en el futuro con inmuebles sólidos y alejados del litoral.(Ileana Borges Díaz/AIN)