Rigor y disciplina en las acciones contra el huracán Paloma

La Habana, 8 nov.- Las acciones dictadas por la Defensa Civil (DC) para minimizar los daños del huracán Paloma en la región oriental de Cuba en las próximas horas, se realizan con eficacia y rigor por los respectivos Consejos de Defensa.

El coronel Miguel Ángel Puig González, Jefe del Departamento de Operaciones del Estado Mayor de la DC, declaró que dos meses después de Ike el oriente cubano enfrenta otro meteoro de gran intensidad y precisó las medidas de protección que se deben adoptar en cada territorio.

Puntualizar el impacto de los vientos sobre la infraestructura de los almacenes de mercancías y alimentos, apreciar el estado de los productos acopiados en los puertos de la zona y reforzar la información a la población para crear una real percepción del peligro, son algunas de las misiones de cada territorio ante la embestida de Paloma.

González Puig señaló que hay muchas personas viviendo en facilidades temporales y en albergues tras Ike, lo que hace necesario priorizar la atención a estos centros con condiciones más vulnerables.

Otro punto importante es el efecto del mar asociado a un huracán de gran intensidad, con posibles olas de hasta cinco metros de altura en la costa sur oriental.

El jefe del Departamento de Operaciones llamó a elevar la precaución respecto a la transportación pública interprovincial y local para que no se produzcan movimientos innecesarios de vehículos y personas.

También se encuentran inmovilizados los servicios que manipulan y transportan sustancias peligrosas como cloro y amoníaco, y se han suspendido las operaciones marítimas.

La población debe mantenerse bien informada y cumplir disciplinadamente todas las orientaciones que dicten las autoridades locales de la Defensa Civil, precisó el coronel Puig González. (AIN)