Diferendo ambientalista Uruguay-Argentina bajo escrutinio de La Haya

Montevideo, 14 sep .- Uruguay confía en un fallo favorable de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que retomará hoy su análisis del diferendo con Argentina por la radicación de una planta de celulosa junto a las márgenes de un río fronterizo.

Hasta el próximo 2 de octubre el tribunal de la ONU considerará en 12 audiencias de tres horas cada una los alegatos finales de cada nación, aunque se espera que el veredicto final solo esté listo hacia marzo o abril del 2010.

El hasta hace poco canciller y actual ministro de Defensa de Uruguay, Gonzalo Fernández, dijo que por ser la Corte un órgano "que suele emitir fallos muy políticos" podría dar "una palmadita" a las partes en conflicto.

Acotó empero que respecto a la principal demanda argentina -en su momento impedir la construcción de la pastera, ahora su funcionamiento- la CIJ emitirá "un fallo contundente a favor de Uruguay".

En mayo de 2006, Buenos Aires demandó a Montevideo en esa instancia por considerar que había autorizado unilateralmente la construcción de dos fábricas de celulosa a orillas del río Uruguay, bajo administración compartida según lo dispuesto en un tratado bilateral de 1975.

Una de esas industrias nunca vio la luz, pues la española ENCE vendió el proyecto a la finlandesa Stora Enso y la chilena Arauca, que planean edificarla más al sur, en el departamento de Colonia.

Pero la finlandesa Botnia construyó la otra cerca de la localidad de Fray Bentos, unos 310 kilómetros al noroeste de Montevideo y frente a la provincia argentina de Entre Ríos.

La planta entró en servicio en noviembre del 2007 y según diversas instituciones uruguayas, internacionales e incluso argentinas, no ha afectado la calidad del aire ni de las aguas del limítrofe río Uruguay.

En desacuerdo con tales veredictos, grupos ambientalistas de la ciudad argentina de Gualeguaychú mantienen cortado desde noviembre de 2006 un puente internacional que une a las dos orillas.(PL)