Cumplen dos semanas protestas antigolpistas en Honduras

Cumplen dos semanas protestas antigolpistas en HondurasTegucigalpa, 11 jul.- Las marchas de la población contra el golpe militar del pasado 28 de junio en Honduras suman hoy 14 jornadas consecutivas, a pesar de la violenta represión de las fuerzas del ejército.

Desde la difusión de los primeros informes de la asonada, la mañana de ese día, miles de personas acudieron espontáneamente a la casa presidencial para demandar la restitución de la democracia y del presidente Manuel Zelaya.

Las demostraciones continúan este sábado, a pesar de los ataques a los manifestantes en la capital y otras ciudades del país, con saldo de un joven muerto y un número indeterminado de heridos.

Las protestas son coordinadas por el Frente Nacional contra el golpe de Estado, en el cual se suman las organizaciones sindicales, campesinas, estudiantiles, juveniles, femeninas, ambientalistas, de derechos humanos y otras.

Líderes de la dirección colegiada del Frente han ratificado que mantendrán su lucha hasta la restitución de la legalidad democrática en el país y el retorno del presidente Zelaya.

El movimiento antigolpista movilizó ayer a miles de personas en marchas, tomas de carreteras, puentes y otras acciones con ese propósito, informaron voceros del Frente.

La dirigente de los movimientos indígenas Berta Cáceres anunció que unos 400 campesinos partieron ayer a pie desde la ciudad de Siguatepeque, 100 kilómetros al norte de Tegucigalpa, para sumarse hoy a las manifestaciones en la capital.

Luis Sosa, dirigente de los gremios del magisterio, anunció que las enfermeras se declararon en paro por tiempo indefinido en apoyo a las luchas antigolpistas, mientras el Colegio Médico Nacional analiza acciones en ese sentido.

En Tegucigalpa, miles de personas se reunieron en El Carrizal, en la salida hacia el norte del país, y luego hicieron una agotadora caminata hasta la aldea El Durazno, subiendo una empinada cuesta de más de cinco kilómetros.

Bajo una fina llovizna, con esporádicos aguaceros, los manifestantes detuvieron el tráfico y desde la altura se observó una larga fila de vehículos de transporte pesado, que se mantuvo paralizado por unas seis horas.

Cada minuto que estamos aquí, ellos (los oligarcas) pierden millones, ese es el lenguaje que ellos entienden. Hay que golpear la economía de esos fascistas, afirmó Cáceres en un discurso en El Durazno.

Juan Barahona, presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores, subrayó que las movilizaciones populares continuarán hasta la restitución del orden constitucional y el regreso del presidente Zelaya. (PL)