Artistas guantanameros condenan asonada golpista en Honduras

Guantánamo, 6 jul .- La inauguración del capítulo guantanamero del XXIX Festival del Caribe devino el sábado tribuna abierta de repudio a la asonada golpista en Honduras, y de solidaridad con la nación centroamericana y su legítimo presidente Manuel Zelaya.

Los artistas y pueblo en general participantes en la apertura de la cita condenaron la violencia desatada por la oligarquía y fuerzas militares hondureñas, y exigieron el retorno de la democracia a ese país junto a la restitución del mandatario a su cargo.
   
La primigenia gala del Festival del Caribe en Guantánamo exhibió una muestra de las más auténticas tradiciones de la cultura caribeña, a través de las actuaciones de las compañías Ballet Folklórico Babul, Danza Libre, y Jagüey, y del grupo musical Guajiro y su Changüí.
   
Igualmente distinguió la jornada, la presentación de la centenaria Banda Municipal de Conciertos, considerada por la crítica una de las más sobresalientes de su tipo en la Isla.
   
El centro histórico urbano de la quinta urbe más poblada de Cuba acogió el preludio de la también conocida como Fiesta del Fuego, cuyos festejos comparten cada año esta provincia y la vecina Santiago de Cuba.
   
Dedicada a Honduras y a la cultura garífuna, esta edición de la cita pretende ahondar en el conocimiento de ese grupo étnico, y pronunciarse por la difícil situación política que vive la nación centroamericana, luego del golpe de Estado el pasado domingo.
   
Los garífunas, también denominados caribes negros, constituyen un grupo étnico producto del mestizaje entre africanos e indios del Caribe.
   
Según datos, llegaron a Centroamérica desde el siglo XVIII, y en su música y danza, así como en el resto de sus expresiones, está vigente la presencia africana. (AIN)