EE.UU. debe esclarecer dudas sobre golpe en Honduras

La Habana, 5 jul .- La administración del presidente  Barack  Obama tendrá que hacer un esfuerzo mayor para despejar sospechas sobre la intervención de  instituciones de su país en el golpe de Estado en Honduras.

Rogelio Polanco, director del diario Juventud Rebelde, afirmó este domingo en la Mesa Redonda Especial de la televisión y la radio cubana, que las interrogantes sobre la posible participación de círculos de poder en EE.UU. en los hechos antidemocráticos en Honduras.
   
Mencionó Polanco la intervención hoy de la presidenta Cristina Fernández en la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que suspendió a Honduras de sus filas, donde denunció que el golpe contra el presidente constitucional Manuel Zelaya pone en peligro la integridad democrática en toda América Latina.
   
La presidenta de Argentina  alertó sobre la posibilidad de que se oficialice la consideración de golpes de estado “buenos o malos,” pensamiento que proviene de la extrema derecha norteamericana, y que pretende justificar el injerencismo.
   
Denunció  la mandataria la existencia de una estrategia más fina, más profunda, que no sólo involucra a los golpistas, métodos ocultos para torcer el rumbo que toma el hemisferio.
   
Añadió Cristina Fernández que restituir al presidente Manuel Zelaya no es sólo un acto de justicia hacia el pueblo de Honduras, y con el respeto irrestricto de los derechos humanos, sino también la posibilidad de continuar y profundizar este cambio en Latinoamérica.
   
Al respecto, recordó Polanco que grupos fundamentalistas en EE.UU. –de los cuales forma parte la mafia anexionista de origen cubano– están tratando de sacar provecho sobre la situación actual en la nación centroamericana.
   
Precisó el analista que fue el propio ex presidente George W. Bush quien nombró a Hugo Llorens, actual embajador en Honduras,  quien se desempeñara como su director de  asuntos andinos del Consejo de Seguridad.
 
Desde esa posición, Llorens “asesoraba” a la ex secretaria de Estado Condoleezza Rice y al propio Bush sobre el acontecer en naciones del cono sur, en particular Venezuela y Bolivia.
 
Al embajador estadounidense en Honduras se le ha vinculado con acciones y contactos internos por parte de entidades hondureñas que han orquestado el golpe militar precisó finalmente  Polanco.(AIN)