Paradoja en el Sandino, habanista Molinet revive a Naranjas

Las Naranjas de Villa ClaraSanta Clara, 4 jun .- Los anaranjados de Villa Clara derrotaron in extremis 4-3 a los Vaqueros de la Habana en el cuarto partido de la Gran Final, gracias a un error de Ernesto Molinet.
   
El final más inesperado para un juego de pelota aconteció este miércoles en el estadio Augusto César Sandino e impidió, o al menos pospuso, las celebraciones habanistas por la conquista del cetro nacional.
   
Ernesto Molinet, indiscutido protagonista de la “novela”, cometió un error en tiro a primera base, en la parte baja del noveno capítulo con dos out, y propició la resurrección de la novena de Villa Clara.
   
La marfilada del camarero occidental arruinó la excelente faena monticular del astro Yulieski González, quien, visiblemente desconcentrado, debió abandonar sus funciones como abridor e irse entre lágrimas a las duchas.
   
González escaló el montículo del estadio villaclareño en busca de su victoria 99 en clásicos nacionales y con la intención guiar a su equipo al primer Título nacional.
   
El zurdo habanista cumplió magistralmente la encomienda de su manager Esteban Lombillo, al lanzar durante ocho y dos tercios de entrada, lapso en el que ponchó a 12 rivales, permitió cinco hits y le anotaron tres carreras, dos de ellas sucias.
   
La demoledora jugada de Molinet fue el revulsivo en el juego de Villa Clara, escuadra que minutos más tarde igualó espectacularmente el partido por hit del emergente Dián Toscano.
   
En el onceno rollo, los anfitriones dejaron al campo a los habanista, gracias al sencillo del patrullero central Ramón Lunar con las bases llenas y acabaron con una seguidilla de nueve reveses frente a La Habana en la actual Serie.
   
Además, los Naranjas rompieron una racha de 17 derrotas consecutivas en instancias finales de temporada y elevaron sobremanera su moral con vistas a los venideros desafíos del play-off.
   
Este fue el primer descalabro en extrainning de la Habana en la presente temporada, tras vencer en los nueve choques previos con más de nueve entradas de duración.
   
Un solo éxito separa a los vaqueros de su primer cetro nacional en la historia del béisbol revolucionario, sin embargo tras el chasco de la noche de ayer muchos “profetas” ya anuncian un milagro.
   
Hoy día ambos equipos pretenden entrar en la historia. Los occidentales por su primera corona del patio y los centrales por consumar la más épica remontada de la historia en una fase final.
   
Nunca un equipo ha revertido una desventaja de tres partidos en instancias finales a lo largo de 23 años de play-off.
   
En entrevista con la AIN, el entrenador de pitcheo de los centrales, Ronni Aguiar, no precisó a su serpentinero abridor para el juego de hoy, aunque mencionó varios candidatos.
   
“Estamos emocionados por este triunfo, para el partido de mañana aún no tenemos claro quien será nuestro iniciador pero está entre Yuliet López, Yasmany Hernández y el zurdo Rogelio Carrillo”, sentenció emocionado.
   
Victorias como esta motivan tanto al público como a los jugadores,… mañana (hoy jueves) tendremos más posibilidades de ganar, agregó.(AIN)