Venezuela y el escudo de la unidad

Venezuela y el escudo de la unidadCaracas, 15 mar.- Los venezolanos tomaron este domingo las calles de su capital y las de otros Estados para ratificar que la unidad cívico-militar es escudo y arma disuasiva ante cualquier agresión de Estados Unidos.

Así lo ratificaron dirigentes como Jorge Rodríguez, alcalde del municipio caraqueño Libertador, quien también aseveró que toda esta reacción popular forma parte del legado del fallecido presidente Hugo Chávez, cuando se conmemoran dos años de su partida física.

Rodríguez indicó que la orden ejecutiva dada por el presidente Barack Obama el pasado 9 de marzo que decreta emergencia por considerar a Venezuela una amenaza para la seguridad de Estados Unidos es el colofón de una escalada de acciones injerencistas denunciadas de forma oportuna.

En ese sentido, precisó que la verdadera intención de este imperio es acabar con la Revolución y exigió respetar la independencia y soberanía de la nación suramericana.
Por su parte, el presidente de la República, Nicolás Maduro, aseveró que otra respuesta ante tanta afrenta es el ejercicio militar con la participación de estructuras populares denominado Escudo Bolivariano y que se extenderá hasta el venidero 28 de marzo.

Se trata de demostrar al mundo que Venezuela quiere paz y está preparada para defenderla, aseveró.

Para el jefe de Estado, el despliegue con participación de 100 mil personas, 80 mil soldados y 20 mil civiles, es una operación de paz, unión e integración.

Comentó que las regiones estratégicas de Defensa Integral (Redi) ejercen este sentido un papel organizativo primordial, lo que permitirá detectar las áreas que deben ser reforzadas durante los próximos días.

También apuntó que la Guardia Nacional Bolivariana aportó una serie de ideas para fortalecer el plan cívico-militar que serán evaluadas la próxima semana en un plan llamado a lograr el abastecimiento de productos en beneficio de la población.

Escudo Bolivariano, señaló, tiene el gran objetivo de poner el apresto operacional al punto máximo para que nuestra patria transite los caminos que le toquen, con autodeterminación, para la construcción de una nueva sociedad.

En alusión a declaraciones el pasado año del general Jhon Kelly (jefe del Comando Sur), en las que vaticinaba el colapso del Venezuela, Maduro aseguró que ante nuevas agresiones, este país y América Latina entera vivirán tiempos de dignidad, libertad y soberanía.

De igual manera ratificó que Venezuela resolverá sus problemas en paz y avanzará hacia una mayor prosperidad.

Otros dirigentes venezolanos como el vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, consideran también clave en esta demostración de resistencia y contención a planes violentos del imperio la Ley vía habilitante solicitada al parlamento por Maduro.

La iniciativa otorgará poderes especiales al jefe de Estado para proteger la soberanía nacional y la integridad territorial de intervenciones extranjeras.
Para Arreaza la ley permitirá además defender la economía nacional de acciones desestabilizadoras promovidas por la derecha con apoyo externo y fundirse en alianzas como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) .

Destacó además que a diferencia de la IV República (1958-1998) ahora Venezuela cuenta con una Fuerza Armada Nacional que vela por su pueblo y cuyos integrantes están dispuestos a dar las vida por el respeto a la Constitución y eso es también garantía de la defensa de la soberanía nacional. (Mario Hubert Garrido/PL)