Sectores de gobernante Partido Colorado enfrentan a presidente Cartes

Sectores de gobernante Partido Colorado enfrentan a presidente Cartes Asunción, 16 feb .- La batalla por la jefatura del gobernante Partido Colorado lleva hoy a un enfrentamiento de sectores de la organización a las decisiones del presidente de la República, Horacio Cartes.

La intención de Cartes incluye tener la última palabra en lo referente a quien debe presidir el partido en medio de una evidente división por la existencia de varios candidatos y grupos decididos a controlar la organización pero ello sufre varios quebrantos por la oposición encontrada.

Tras descartarse hasta ahora la reelección en el cargo de Lilian Samaniego, actual presidenta del Partido e incondicional de Cartes, el mandatario ha tratado de obtener un respaldo general de todos los grupos involucrados en la batalla por el cargo para aceptar el candidato aprobado por él.

La crisis, que es pública, significa el primer abierto enfrentamiento de los sectores existentes dentro de la organización a emitir un cheque en blanco al presidente para decidir quien debe dirigir el partido que lo llevó al poder en las últimas elecciones generales.

Cartes ha maniobrado ampliamente para obtener el visto bueno de los delegados que elegirán al sucesor de Samaniego y últimamente se inclinó a favorecer la candidatura de Hugo Velázquez, presidente de la Cámara de Diputados, para el máximo cargo dentro del partido.

Pero Velázquez encontró la oposición de núcleos dirigentes del coloradismo, entre ellos quienes apoyan para el cargo de presidente del Partido a Mario Abdo Benítez por una parte y por otra a Javier Zacarías Irun, quien domina las seccionales coloradas del este del país.

Debe señalarse que éste último sería también un fuerte competidor del propio Cartes si éste decide aspirar a una reelección presidencial en el 2018 para lo cual debe contar con una mayoría en el Parlamento a los efectos de lograr una modificación de la Constitución Nacional que lo prohíbe.

Hasta ahora el Presidente logró imponer su criterio sobre los militantes del partido en las más importantes decisiones, lo cual hizo visible el descontento de quienes entienden debe apoyarse en acuerdos colectivos tomando en cuenta los criterios de los dirigentes colorados.

Para esta semana se anuncia una cumbre partidaria a los efectos de intentar nuevamente un consenso para la designación de las nuevas autoridades coloradas pero la lucha parece ser a muerte entre los distintos sectores y crece la negativa a dar la última palabra a Cartes en el diferendo. (PL)