Exdiplomático estadounidense llama a mejorar relaciones con Cuba

Exdiplomático estadounidense llama a mejorar relaciones con Cuba La Habana, 17 dic .- El exdiplomático norteamericano Wayne Smith reiteró anoche en esta capital su posición a favor de un acercamiento y restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Durante una gala homenaje en su honor celebrada en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, Smith manifestó que los Estados Unidos se encuentran diplomáticamente aislados en esta parte del hemisferio.

A su juicio, es elemental que Washington adopte una postura firme en contra de las acciones que arruinan su reputación.

Para ello pudiéramos empezar a adoptar pasos fuertes a favor de Cuba, podemos comenzar por liberar a los tres antiterroristas (Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero) que aún permanecen injustamente presos desde 1998 en Estados Unidos y el presidente, Barack Obama, puede hacerlo, dijo Smith.

Hernández, Labañino y Guerrero, fueron arrestados por las autoridades norteamericanas junto a René González y Fernando González hace 16 años por prevenir las acciones violentas que desde territorio estadounidense impulsaban contra la isla grupos terroristas.

De ellos, sólo René y Fernando (quienes estaban presentes en el homenaje) regresaron a Cuba tras cumplir íntegramente su condena.

Asimismo, aseveró Smith, podríamos excluir a Cuba de la lista de países terroristas, todos sabemos que no hay motivos ni evidencias para que esté allí, aseveró el exdiplomático en torno a este listado de la Casa Blanca que arbitrariamente y sin fundamentos incluye a la Isla.

Igualmente, dijo, se pueden tomar acciones en dirección contra el bloqueo económico impuesto por Washington a la Isla por más de medio siglo.

Smith también se pronunció por "olvidar las desavenencias del pasado y mejorar las relaciones con Cuba, porque está dentro de nuestros intereses y no existen motivos para lo contrario".

Wayne Smith fue testigo del triunfo de la Revolución Cubana en 1959 mientras se desempeñaba como diplomático en la embajada estadounidense.

Tras la ruptura de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, regresó en 1979 a la Isla como jefe de la Sección de Intereses de Washington en La Habana hasta 1982.

Desde esa posición -recordó el excanciller cubano Ricardo Alarcón- Smith trató de influir en pos de un mejoramiento en los vínculos entre ambos países, postura que le granjeó enemistades en el Ejecutivo norteamericano, pero que mantuvo tras renunciar a su carrera diplomática, pese a amenazas, chantajes y presiones.

El exdiplomático recibió además sendos reconocimientos del Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, con motivo de su solidaridad para con la Isla y por sus acciones a favor de un mejoramiento de las relaciones entre ambas naciones.

Durante la gala de homenaje, se leyó además un mensaje del antiterrorista Ramón Labañino, donde agradeció el apoyo de Smith a la lucha por la libertad suya y de sus compañeros de causa. (PL)