Leyes extraterritoriales refuerzan bloqueo contra Cuba

Leyes extraterritoriales refuerzan bloqueo contra Cuba La Habana, 17 sep .-La continua aplicación extraterritorial de las leyes del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba refuerza hoy esa política unilateral rechazada por la comunidad internacional, indica un informe de la isla a presentarse ante las Naciones Unidas.

Bajo el título Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba, el Ministerio de Relaciones Exteriores divulga el documento que será sometido a votación en octubre venidero en la ONU.

Destaca el texto que aún cuando la Casa Blanca se empeña en describir un escenario de "flexibilización" de esa agresiva política, insiste en sancionar a terceros países por mantener normales relaciones con la isla.

La primera violación al Derecho Internacional es a la Carta de Naciones Unidas, asevera, al tiempo agrega que el bloqueo responde a las ansias de hegemonía intrínsecas al accionar del gobierno estadounidense, pues dictan leyes que pretende hacer obligatorias para terceros.

El informe cita como ejemplo que solo desde enero de 2009 hasta junio de 2014, la administración de Barack Obama había obligado a 36 entidades estadounidenses y extranjeras a pagar casi 2,6 miles de millones de dólares estadounidenses, por relacionarse con Cuba y otros países.

Entre otras sanciones el documento recuerda que el 26 de noviembre de 2013, la Sección de Intereses de Cuba en Washington anunció el cierre temporal de los servicios consulares debido a la negativa del banco estadounidense M&T a operar las cuentas de las misiones diplomáticas cubanas en Estados Unidos.

A inicios de diciembre de 2013, la oficina diplomática cubana informó que, a pesar de intensas negociaciones realizadas, había sido imposible encontrar un banco con sede allí, dispuesto a asumir la gestión de sus cuentas bancarias, situación que se mantiene hasta el momento, agrega.

Asimismo, en octubre de 2013 la firma norteamericana Paypal bloqueó una donación del ciudadano canadiense Terry Shewchuck a una red de clínicas veterinarias en Cuba por violar las leyes del bloqueo.

Esa misma empresa desactivó los fondos de la banda de rock alemana COR, destinados a financiar una gira a Cuba en enero de 2014, por violar las sanciones de EE.UU. contra Cuba.

Entre otros hechos el texto indica que en febrero de 2014, las sucursales de la compañía Pricesmart en Guatemala, El Salvador, República Dominicana y otras naciones del Caribe, se negaron a realizar ventas a ciudadanos cubanos no residentes en esos países, incluido el personal diplomático acreditado.

Lo más significativo es que las respectivas gerencias de Pricesmart invocaron la ley norteamericana y no las locales, comenta.

De acuerdo con el Minrex, la actuación del Gobierno de Estados Unidos confirma que no se ha dado ningún paso por ese país para poner fin a su política, que permanece intacta por más de 55 años.

Insiste en que constituye una trasgresión al derecho a la paz, el desarrollo y la seguridad de un Estado soberano y es, en su esencia y sus objetivos, un acto de agresión unilateral y una amenaza permanente contra la estabilidad de la isla caribeña.

Viola, además, los derechos soberanos de muchos otros Estados por su carácter extraterritorial. El bloqueo contra Cuba, por tanto, no es una cuestión bilateral entre Cuba y Estados Unidos, afirma. (PL)