Cuba arrecia campaña para promover ahorro energético

Cuba arrecia campaña para promover ahorro energético La Habana, 25 may.- Los niveles excesivos de consumo energético justifican la campaña mediática que moviliza hoy a los cubanos, preocupados por su crecimiento económico y el posible retorno de los apagones.

Mensajes televisivos, artículos de prensa e incluso las transmisiones del "playoff" beisbolero insisten en lo imperioso de reducir el gasto y divulgan la nueva consigna: Ahorro o Muerte.

La inminencia del sofocante verano y lo difícil de soportarlo sin equipos de ventilación preocupa al pueblo, que apuesta por el ahorro antes de sufrir los apagones anunciados si tal gasto persiste.

Aún así, el corte temporal del servicio eléctrico sobresale entre las medidas excepcionales que el Estado aplicará desde el próximo 1 de junio para compensar el consumo excesivo de combustible.

El diario Juventud Rebelde publicó la víspera declaraciones del ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo, quien confirmó la adopción de medidas de contingencia para restringir el consumo.

El también vicepresidente cubano precisó que el Producto Interno Bruto del país crecerá un 3,5 por ciento menos de lo previsto, debido también a la actual coyuntura económica mundial.

"El crecimiento que habíamos propuesto de seis por ciento no se va a lograr; prevemos conseguirlo en 2,4 o 2,5 por ciento", declaró Murillo, quien la semana anterior anunció las medidas.

Cuba tuvo un sobregiro de 40 mil toneladas de combustible en los primeros cuatro meses del año, que causaron el gasto de 15 millones de dólares más de lo planificado para dicho lapso.

Murillo explicó que de mantenerse este ritmo, el país consumirá este año 225 mil toneladas de combustible por encima de lo regulado, con un gasto adicional de 90 a 100 millones de dólares.

En particular, el sector estatal tiene el imperativo de ahorrar el 12 por ciento de su plan de consumo, y las entidades que incumplan tal régimen, o carezcan del mismo, sufrirán sanciones, cortes del servicio eléctrico e incluso serán paralizados temporalmente.

La Unión Nacional Eléctrica calculó que para compensar el gasto excesivo de enero hasta ahora, resulta imprescindible disminuir un promedio diario de 141 megawatts por hora (MW/h).

Según cifras oficiales, a Cuba le cuesta unos dos millones 600 mil dólares diarios la generación de electricidad.

Mantener tal servicio resulta aún más difícil, pues Cuba permanece bloqueada por Estados Unidos desde 1961, y el pasado año sufrió pérdidas de 10 mil millones de dólares debido al embate de tres huracanes. (PL)