Aseguran expertos que reconstrucción de Gaza costará millones de dólares

Aseguran expertos que reconstrucción de Gaza costará millones de dólares
Los fuertes ataques que desde hace más de un mes Israel lanza contra la Franja de Gaza han destruido su agricultura, el tejido industrial y el limitado comercio, lo que supone un proyecto de reconstrucción de alcance internacional.

Un reporte del Buró Central de Estadísticas palestino muestra que la economía de Gaza ha sufrido un golpe muy duro, con pérdidas valoradas en más de tres mil millones de dólares, por la suspensión de las actividades económicas y las destrucciones de la infraestructura.

La ofensiva israelí bombardeó más de cuatro mil 800 objetivos dentro de la Franja de 360 kilómetros cuadrados, cuyas consecuencias exceden lo imaginable y afectan a edificios públicos y propiedades privadas, viviendas, redes de agua y electricidad, y hasta los depósitos de su única central eléctrica.

También un informe difundido por el Ministerio de Información palestino, basado en estadísticas locales y de organismos internacionales, brinda algunos datos como 10 mil 600 viviendas dañadas por los bombardeos, de las cuales ocho mil 880 quedaron parcialmente dañadas y mil 724, completamente destruidas, que son, por tanto, inhabitables.

En tanto, el ministro palestino de Trabajos Públicos, Mufeed al Hasayne, asegura que se requerirán más de cinco mil millones de dólares -casi tres veces el PIB de la Franja- sólo para reconstruir las estructuras dañadas durante los ataques, en esa cantidad no se incluyen posesiones privadas como muebles y autos.

La restauración deberá tener en cuenta, además, 24 centros médicos, 141 escuelas, el 70 % de los pozos de agua y una parte aún por evaluar de desagües y líneas de abastecimiento vitales para la población.

Además, deberán ser sustituidos los depósitos de combustibles de la central eléctrica de Gaza, a un coste de unos 25 millones de dólares, y una decena de líneas de alta tensión.

Al Hasayneh recordó igualmente que "la ofensiva destruyó edificios de la Gobernación, así como comisarías y edificios de la Seguridad Pública", primeros blancos de la ofensiva con la que Israel ha querido asestarle un duro golpe al Gobierno de Hamas.

No menos importante resulta la rehabilitación de los daños directos a 17 mil hectáreas de tierras de cultivo, así gran parte de la infraestructura agrícola, incluyendo invernaderos, sistemas de riego, granjas, existencias de forraje y barcos de pesca, además del costo que supone el aumento significativo de los precios de los alimentos.

Datos de la FAO indican que la Franja de Gaza importa la mayor parte de lo que come, sin embargo, la producción local representa una importante fuente de alimentos nutritivos y asequibles para una población, que mayoritariamente depende de la agricultura, la ganadería y la pesca para sus medios de vida.

Ante ese panorama, varias agencias de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales internacionales declararon hace días a Gaza como zona de crisis humanitaria.

Con un Producto Interno Bruto de mil 800 millones de dólares, el titánico proyecto de reconstrucción para Gaza dependerá de la ayuda internacional y de que Israel y Egipto, con los cuales tiene frontera, levanten el bloqueo económico.

Pero por encima de todo debe terminar el asedio militar, para emprender un urgente camino a la normalidad para esa región y su gente.

Observadores aseguran que esta vez la guerra ha hecho tabla rasa con la economía palestina, la cual necesita urgentemente formar una entidad especial independiente para la reconstrucción, que incluya sectores públicos y privados, y órganos especializados que coordinen y supervisen los proyectos de reconstrucción.

Mientras tanto, Tel Aviv gasta 60 millones de dólares en su agresión a Gaza, por lo cual expertos alertan de que va camino de transformarse en la más cara de los últimos 10 años. (PL) (Foto: Archivo)