Luego de una pausa prosigue en Ginebra conferencia sobre Siria

Luego de una pausa prosigue en Ginebra conferencia sobre Siria Ginebra, 10 feb .- La Conferencia de Ginebra II sobre Siria reanudará hoy sus sesiones con la mediación de la ONU luego de un receso de 10 días, para intentar una salida negociada al conflicto iniciado hace casi tres años en ese país árabe.

En las últimas horas llegaron a esta ciudad suiza las delegaciones del Gobierno y de la llamada Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (Cnfros) que participarán en las pláticas con el enviado especial de Naciones Unidas y de la Liga Árabe, Lajdar Brahimi.

El viceministro sirio de Asuntos Exteriores Faisal Mikdad, quien forma parte de la representación gubernamental, declaró que la presencia en esta nueva ronda confirma los esfuerzos para continuar con el diálogo y lograr la seguridad y estabilidad en el país.

Mikdad insistió en la importancia de llegar a un acuerdo que ponga fin al derramamiento de sangre provocado por grupos terroristas, financiados y apoyados desde el exterior.

Según se conoció aquí la delegación gubernamental está presidida por el canciller, Walid Mouallem, pero aún se desconoce quién encabezará la representación de la Cnfros.

Los miembros de esa coalición llegaron a esta ciudad por separado desde diferentes capitales y el grupo tiene una composición similar al anterior, sin conseguir ampliar su representatividad en este proceso, dijeron diversas fuentes.

La Cnfros, surgida en Catar y con muchos de sus dirigentes en el exterior, enfrenta fuertes divisiones y pugnas internas desde hace varios meses.

Poco antes del inicio de esta segunda fase, el jefe de esa coalición, Ahmed Yarba, insistió en sus posiciones de enfocar las pláticas en la formación de un gobierno de transición en Siria.

La Cnfros responde a los intereses de Estados Unidos y otras potencias del Golfo y de Occidente que pretenden la salida del poder del presidente constitucional Bashar al Assad, algo que no está contenido en los acuerdos de Ginebra I, adoptados en junio de 2012.

Ese convenio plantea varios puntos, entre ellos la formación de un órgano gubernamental donde estén representados miembros de la actual administración y de la oposición.

Sin embargo, tanto la Cnfros como sus aliados intentan desvirtuar la esencia de ese comunicado para tratar de alejar del poder al actual mandatario.

Ese es el principal escollo para el avance del proceso de paz, que se inició el 22 de enero en la ciudad suiza de Montreux y continuó del 24 al 31 en el Palacio de las Naciones de Ginebra.

La primera ronda concluyó sin resultados tangibles y el mediador de la ONU admitió que el proceso será largo y difícil. No obstante, consideró como un signo importante el hecho de que la conferencia sigue y se continúa apostando por el diálogo para resolver el conflicto. (PL)