Extienden a Cienfuegos la cirugía bariátrica

La Habana, 1 feb. -Unos 40 pacientes de Cienfuegos fueron beneficiados con la cirugía bariátrica en 2013, cuando comenzó a realizarse en el hospital provincial Gustavo Aldereguía, de esa provincia, primera en introducir el proceder fuera de la capital.

En declaraciones a la AIN, el doctor Antonio Portie Félix, jefe del equipo multidisciplinario de cirugía Bariátrica-Metabólica, del habanero Hospital Universitario General Calixto García, destacó que esos pacientes evolucionan satisfactoriamente y tienen mejor calidad de vida.
 
Portie Félix encabezó el grupo de especialistas de la institución cienfueguera, entre ellos, residentes de la especialidad de cirugía, clínicos, anestesiólogos y psicólogos, que se entrenaron para realizar el complejo método con las técnicas Portié, que ya suman cuatro series diseñadas por el eminente cirujano.
   
Aclaró el especialista de I y II grados en cirugía que esa intervención se hace fundamentalmente en los pacientes con obesidad mórbida, la cual se acompaña de enfermedades como diabetes, hipertensión, trastornos de las articulaciones, padecimientos cardiovasculares, infertilidad y síndrome metabólico, entre otras.
   
Por tal razón, su objetivo es resolver la obesidad y las mencionadas co-morbilidades asociadas, y para eliminar completamente el exceso de peso se requiere una dieta rigurosa y una caminata diaria, cuya duración depende de las posibilidades físicas de cada paciente, refirió el entrevistado.
 
Aclaró el experto que al pasar un determinado tiempo se le hace una cirugía reconstructiva, o de rescate, para eliminar los excesos de piel que dificulten la movilidad y el desempeño en la vida cotidiana.
 
Entre los primeros habitantes de Cienfuegos favorecidos se encuentra Mayelín Rivero, quien manifiesta que ya no toma medicamentos para la diabetes y mantiene controlada la presión arterial.
 
La cirugía bariátrica descansa sobre tres pilares importantes: la intervención quirúrgica, una dieta adecuada y ejercicio físico que debe mantener después el paciente, a quien se le brinda un seguimiento de no menos de cinco años en el postoperatorio, acotó.
 
Ese tipo de operación comenzó en el mundo desarrollado a mediados del siglo pasado en la década del 50, y aunque es muy costosa el Estado cubano la pone al alcance de la población de forma gratuita.
   
Desde el año 2000 ya ha favorecido a más de 400 obesos de Cuba,  y a pacientes de México, Haití y Venezuela, aseveró Portie Félix.(AIN)