Critican doble cara de EE.UU. respecto al terrorismo

La Habana, 22 ago. -La política de doble rasero mantenida por Estados Unidos, en lo concerniente a temas de antiterrorismo y respecto a Cuba fue cuestionada hoy en Pretoria por el sacerdote Michael Lapsley, personalidad de Sudáfrica que dijo guardar todavía esperanzas de cambio real.

Lapsley, recordó, citado por la agencia Prensa Latina, la  reciente visita a su país del presidente estadounidense, Barack Obama, quien estuvo en la prisión de Robben Island, donde Nelson Mandela pasó 18 de los 27 años que estuvo encarcelado.
   
Tuvo palabras de admiración y encomio, pero ni dijo nada, y lo peor, los medios tampoco hicieron alusión al mantenimiento de la cárcel de torturas de la Base Naval de Guantánamo, que existe ilegalmente en territorio cubano, destacó.
   
El padre Michael, como se le conoce popularmente, señaló que el pasado marzo visitó a Gerardo Hernández, uno de los cinco luchadores antiterroristas cubanos, quien permanece encarcelado en una prisión de alta seguridad de Estados Unidos.
   
Gerardo es una persona excepcional y lleva preso 15 años con una sentencia de dos cadenas perpetuas; sus compañeros Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González continúan reclusos, mientras René González ya fue liberado, precisó.
   
El sacerdote sudafricano subrayó que Washington distorsiona los hechos, tanto con Los Cinco como con Cuba.
   
Preguntado acerca de la próxima votación en la Asamblea General de Naciones Unidas contra el bloqueo económico impuesto por Washington a La Habana, anotó que es obvio el aislamiento de Estados Unidos.
   
Soy de los que cree en la vía negociada. Pienso que muchos problemas del mundo tendrían soluciones en la mesa de diálogo. Pero hay que tener voluntad. Si la Casa Blanca normalizó lazos con Vietnam, no veo por qué no puede hacerlo con Cuba, añadió.
   
En ese contexto, uno de los primeros gestos debería ser la puesta en libertad incondicional de Gerardo, Antonio, Ramón y Fernando, expresó el actual director del Institute for Healing of Memories, entidad consagrada a curar las heridas del pasado oprobioso dejado por el régimen del Apartheid en  Sudáfrica.(AIN)