Confiesa terrorista detalles de sabotaje contra Radiotelevisión siria

Damasco, 29 jun. -Un miembro de los grupos opositores armados en Siria detalló ante las cámaras de la televisión nacional la manera en que colocó bombas en la Dirección General de Radio y Televisión que provocaron graves afectaciones en 2012.

El atentado terrorista ocurrido el 6 de agosto del año pasado, en el tercer piso del edificio y dejó lesiones en cuatro empleados y daños materiales en el equipamiento, accesorios y techos, además de romper las ventanas de nueve oficinas.

Mahmoud Mohamed Hassan detalló anoche en un programa especial que trabajaba como técnico en la Sección de Montaje en los canales Syria Drama y Nour Al-Sham, antes de ser detenido por una serie de delitos.

Al decretarse una amnistía, salió de la cárcel y fue contactado por un líder opositor armado en la localidad de Jedeidet Artouz, donde residía, quien le pidió volar la edificación a cambio de un millón de libras sirias -unos 10 mil dólares-, un pasaporte falso y viaje, residencia y trabajo en el extranjero con su familia.

Explicó que las instrucciones para el atentado llegaron de Arabia Saudita, y que el cabecilla le dio dos latas de bebida refrescante llenas de un líquido transparente explosivo para introducirlas dentro de la Radiotelevisión, con la advertencia de que no las abriera por lo peligroso del contenido.

Hassan refirió que luego le entregó dos cajas de cigarrillos que contenían los detonadores.

Los puse dentro de mi armario privado en el trabajo yo permanecía allí hasta las tres de la madrugada, pero muchas veces me quedaba hasta el amanecer, pues a esa hora no había transporte para regresar a casa, relató.

A las dos de la madrugada del 6 de agosto llamé al individuo que me contactó y me dio las instrucciones sobre cómo conectar los detonadores con las dos latas, agregó.

Refirió que la primera lata- bomba la colocó en uno de los sets de montaje y la segunda detrás de un ordenador.

A las 08:00 (hora local) abandoné el edificio y media hora después de llegar a mi casa, mi esposa me contó que se había producido una explosión en el lugar, "por lo cual llamé rápidamente a mis colegas de trabajo para saber de ellos y felicitarlos por salir ilesos", dijo el terrorista.

El jueves, otro programa especial mostró las confesiones de Basel Mohamad Al Ali, otro extremista responsable de la voladura del canal al-Ikhbariya, el 27 de junio de 2012.

Este terrorista asesinó a varios reporteros y empleados de la televisora con sede en esta capital y saquearon parte del equipamiento, antes de dinamitar el edificio y destruirlo totalmente. (PL)