Sustituye importaciones refinería espirituana

Sancti Spíritus, 20 abr. – Casi medio millón de pesos en moneda libremente convertible le ha ahorrado este año a Cuba, la Unidad Empresarial de Base (UEB) refinería Sergio Soto, situada en el municipio de Cabaiguán.

La mayor cantidad de esa cifra se debe a la producción de unas 400 toneladas de aceite dieléctrico para transformadores de hasta 13,8 kilovoltios.
   
En Cabaiguán la tonelada  de este producto tiene un costo de mil dólares, la mitad de su precio en el mercado mundial.
  
El ingeniero Rigoberto Benavides Zaila, director de producción en la UEB, dijo a la AIN que constituye un compromiso del colectivo cerrar diciembre con mil 156 toneladas de ese tipo de aceite para igualar el récord  impuesto en 2010.
  
Agregó Benavides Zaila que el descenso paulatino que ha tenido la extracción de crudo en los yacimientos de Pina y Majagua, obligó a realizar ajustes en la unidad de destilación al vacío para aumentar el rendimiento de la materia prima.
  
Desde principios de la década del 90 del pasado siglo se elabora en la entidad este lubricante, el que a partir de modificaciones en el proceso tecnológico ha mejorado su calidad, certificada por el Centro de Investigaciones del Petróleo en Cuba.
   
En la “Sergio Soto” también se fabrican el llamado aceite Sigatoca, para combatir la plaga del mismo nombre que ataca a las plantaciones de plátano, y el líquido asfáltico AC-30, único de su tipo en el país.
  
Este se destina a las obras del puerto de Mariel y a la pavimentación de calles y carreteras en el archipiélago cubano.(AIN)