Evo Morales niega que capitalismo resuelva problemas del mundo

La Paz, 28 mar. -El presidente Evo Morales negó hoy que el capitalismo sea la solución a los problemas del mundo y enfatizó que durante años hizo mucho daño al pueblo boliviano.

Durante la inauguración de un proyecto productivo para la cría de truchas en los manantiales del Silala, en la frontera con Chile, el jefe de Estado criticó las políticas de saqueo características del capitalismo.

"El capitalismo no es la solución y nosotros hemos visto cómo el neoliberalismo hizo tanto daño al pueblo boliviano. Y nosotros hemos combatido de manera conjunta esas políticas de saqueo, de robos", destacó.

También resaltó que "hemos comenzado a recuperar nuestros recursos naturales, hemos escuchado las demandas sociales todavía no hemos terminado, pero hemos dado pasos importantes. Empezamos a dignificarnos".

Morales recordó el papel que durante años desempeño la embajada de Estados Unidos en el país, e insistió en que "definía quienes tenían que ser ministros, comandantes de la Policía, de las Fuerzas Armadas", incluso decidía sobre las represiones.

"Ahora tenemos patria. Hemos recuperado la Patria. Ahora la patria es de los bolivianos y no de los extranjeros. Nos dignificamos económicamente. Estamos en otro tiempo, de integración, de trabajo complementario, solidario, entre vecinos, entre pueblos", destacó.

También llamó a "empezar a planificar cómo recuperar nuestras aguas del Silala para que preste servicio al pueblo boliviano. No es un río internacional. Nuestras aguas nacen en el territorio nacional y es nuestra obligación recuperarlas para el pueblo de Bolivia, para el departamento de Potosí".

Por otra parte, se refirió a la importancia de "impedir el contrabando. El contrabando hace mucho daño a la economía nacional. No podemos permitirlo" y pidió la ayuda del gobernador y las Fuerzas Armadas para controlarlo.

En un discurso en el cual abordó diferentes temas, el primer presidente indígena de Bolivia subrayó la importancia de "la liberación económica. Si no nos liberamos económicamente, en cualquier momento podemos volver a caer".

Al mismo tiempo, recordó que los "países desarrollados, capitalistas o imperialistas, jamás van a querer que nos desarrollemos"

"Cuando hay un gobierno anticapitalista, antiimperialistas, vienen los golpes de Estados y las acusaciones, y luego las intervenciones de la Otan (Organización y Tratado del Atlántico Norte) o de los cascos azules de las Naciones Unidas".

Según el mandatario, ahora "intervienen para adueñarse del petróleo y de otros recursos naturales" y puso el ejemplo de lo que aconteció con Libia.

Por último, llamó a no detener el proceso de cambio y destacó que "nuestra revolución no es con balas, es con conciencia, con la conciencia del pueblo boliviano". (PL)