Weinglass, por siempre el incansable abogado de Los Cinco

Weinglass, por siempre el incansable abogado de Los CincoLa Habana, 24 mar .- Este sábado hizo dos años que falleció Leonard Weinglass,  el abogado incansable en la defensa de Los Cinco cubanos condenados en EE.UU., aquel que no veía el caso como un pleito legal, sino como el respaldo a una causa justa.

Aunque ya no esté el letrado que ni en su lecho de hospital dejó de ocuparse del proceso seguido a René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, su empeño y legado apoyará en Washington la venidera campaña por el regreso de los antiterroristas a su Patria.
   
Del 30 de mayo al cinco de junio próximos se efectuará en la capital estadounidense la segunda jornada "Cinco días por Los Cinco", durante la cual multitud de activistas volverán a tocar las puertas los congresistas y marcharán hasta la Casa Blanca, además de participar en eventos jurídicos, políticos y religiosos.
   
Lograr el pronto retorno de esos patriotas a casa ocupó gran parte del tiempo de los últimos años de vida de Weinglass, quien también defendió en su carrera de más de 40 años a los manifestantes conocidos como “los Ocho de Chicago”, a Mumia Abu Jamal -el prisionero de Filadelfia condenado a muerte- y a la luchadora Ángela Davis.
   
Su vasta experiencia a favor de las causas más nobles y justas de su pueblo estadounidense fue la razón fundamental para que asumiera con igual pasión y entrega la defensa de los Cinco.
   
Del relevante hombre de leyes refirió Ramón: no fue solamente nuestro abogado en esta lucha por la justicia y la libertad, fue un verdadero hermano y amigo, y un gran maestro en todos los aspectos de la vida.
   
Sus hermanos de causa siempre le dedicaron palabras elogiosas al integrante del equipo de defensa, centrado en revertir las  exageradas penas que cumplen, las cuales van desde 15 años de prisión hasta doble cadena perpetua más 15 años.
   
También en cada encuentro de los familiares de los Cinco con personalidades de todo el mundo que se unen a esta gran campaña reaparece Weinglass como el camarada entrañable, dedicado y experto defensor.
   
Los Cinco fueron condenados por monitorear a grupos anticubanos violentos radicados en la Florida, quienes planeaban acciones terroristas y siempre han actuado con el visto bueno de Washington.
   
La lucha del pueblo cubano y del movimiento mundial de solidaridad con la causa de estos patriotas ya ha llegado hasta el corazón de los EE.UU., y libra allí una batalla que no cesará hasta que regresen a Cuba junto a su familia.  (AIN)