Asamblea Nacional, fortaleza del sistema social cubano

Asamblea Nacional, fortaleza del sistema social cubanoLa constitución del Parlamento cubano tiene su génesis desde las guerras de independencia, cuando una multitud de hombres y mujeres se unieron en la manigua para enfrentarse al yugo español de aquel entonces, donde fue decisiva la actuación de los protagonistas de aquella epopeya en la Asamblea de Guáimaro, catalogada por la historia como el parlamento mambí, hoy la realidad se basa en aspectos coyunturales de la contemporaneidad pero con el fundamento original de la etapa precedente a la época de liberación nacional.

El desarrollo de las conquistas alcanzadas a partir de 1959 es la base de lo que esperaban aquellos patriotas que lucharon por una Cuba soberana e independiente.

Este domingo se afianzan más las pautas trazadas para una Cuba revolucionaria, donde la igualdad del pueblo permanece como fortaleza del sistema social, y donde se apoyan las labores legislativas, para analizar y debatir temas que competen a todos los cubanos a través de sus representantes, aspectos vitales para el desarrollo del país como son: los relacionados con la cultura, tribunales militares, procesos judiciales, código de familia y así todas las esferas de la economía y la sociedad.

Una vez culminada esta sesión de la Asamblea Nacional los integrantes de la misma podrán ejercer sus funciones por un período de 5 años, y durante ese tiempo asumirán con gran responsabilidad las decisiones que dirijan el futuro de la nación, por eso es que los diputados que asisten hoy al importante evento constituyente tienen una correcta trayectoria política y profesional, donde pueden intervenir y exponer sus ideas sin temor a ser reprimidos y así expresar sus inquietudes para que sean resueltas de forma unánime, porque al decir de nuestro José Martí: “La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía.” (Yamile Agrenot Castillo/ Radio Santa Cruz)