Presidente egipcio convoca diálogo y decreta toque de queda parcial

El Cairo, 28 ene. – Las ciudades norteñas egipcias de Port Said, Suez e Ismailia pasaron sus primeras 10 horas de toque de queda, decretado por el presidente Mohamed Morsi, quien convocó para hoy un diálogo con la oposición.

La medida es válida por 30 días y rige desde las 21:00 hasta las 06:00 horas del siguiente día (18:00GMT-03:00GMT).

Esas localidades son escenario de violentas protestas en las que han muerto cerca de 40 personas y casi 600 resultaron heridas en disturbios registrados el jueves pasado.

Los enfrentamientos se desbordaron tras la condena a muerte de 21 encartados en el juicio por incidentes en febrero pasado tras un partido de fútbol en Port Said.

En una alocución en vivo a través de la televisión nacional, el mandatario se dijo contrario a la imposición de medidas excepcionales, pero recordó haber alertado que recurriría a ellas si fuera necesario.

El toque de queda entra en vigor en medio de una crisis que ha puesto al país al borde de la ingobernabilidad debido al choque con los partidos opositores, aglutinados en el Frente de Salvación Nacional (FSN), y entidades islámicas moderadas, adversas al incremento de la influencia de la Hermandad Musulmana (HM) en la política nacional.

Las pláticas están señaladas para hoy a las 18:00 y los invitados son los principales componentes del FSN, así como los partidos Libertad y Justicia, brazo electoral de la HM que llevó a Morsi a la presidencia, los salafistas Nour y Jamaa al Islamiya, el moderado Wasat y un académico sunita ,Mohamed Selim el Awa.

El FSN se ha abstenido de responder a la convocatoria, aunque desde el sábado pasado fijo cinco condiciones para negociar, a saber, formación de un comité para determinar responsabilidades en la violencia, crear un grupo de trabajo para reformar la Constitución e integrar un gobierno de salvación nacional.

Anular la declaración constitucional de noviembre pasado que otorga facultades omnímodas al mandatario y someter a la Hermandad Musulmana a los tribunales "por haber sido un elemento principal en la administración del país por un año sin fundamento o autorización legal", son las otras dos.

En su alocución, Morsi se abstuvo de precisar si acepta las demandas, aunque a primera vista es improbable que remita a la HM a los tribunales o ceda parcelas del poder.

La anulación de la Carta Magna es otro punto de conflicto ya que las provisiones de ese texto impiden hacerlo de inmediato.(PL)