Reclaman acciones para vivir en armonía con la Naturaleza

Reclaman acciones para vivir en armonía con la Naturaleza Naciones Unidas, 9 dic .- La Asamblea General de la ONU analizará un proyecto de resolución aprobado por su Segunda Comisión que reclama la adopción de medidas para llevar a la humanidad a vivir en armonía con la Naturaleza.

El texto, presentado por Bolivia y aprobado por consenso, insiste en que esas acciones deben estar dirigidas a "restablecer el estado y la integridad de los ecosistemas de la Tierra".

Asimismo, apunta que "para lograr un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras es necesario promover la armonía con la naturaleza".

También pide que los países y órganos del sistema de la ONU mejoren y amplíen la calidad y cantidad de los datos estadísticos básicos sobre los tres pilares del desarrollo sostenible (económico, social y ambiental).

Al respecto, destaca la importancia de que las naciones en desarrollo reciban apoyo para trabajar en esa dirección, en particular en materia de capacitación y respaldo técnico.

La iniciativa llama a adoptar métodos más amplios para medir los avances de los elementos que complementan el producto interno bruto, con el fin de sustentar mejor las decisiones normativas.

En la actualidad, ese indicador no incluye un cálculo del deterioro ambiental resultante de la actividad humana, lo que afecta la calidad y cantidad de la información.

El texto elogia el sitio web abierto por la ONU para fomentar un enfoque holístico del desarrollo sostenible en armonía con la Naturaleza y promover trabajos científicos y ejemplos del uso de los conocimientos tradicionales y la legislación nacional en la materia.

En su parte introductoria, el documento expresa preocupación por el deterioro ambiental documentado, la mayor frecuencia y gravedad de los desastres naturales y los efectos negativos de la actividad humana en la Naturaleza.

En esa línea exhorta a reforzar los conocimientos científicos sobre los efectos de las acciones de las personas en los ecosistemas con el objetivo de conseguir una relación equitativa, equilibrada y sostenible con la tierra.

Y afirma que para lograr el desarrollo sostenible es indispensable introducir cambios fundamentales en las formas de producción y consumo, "proceso en el que los países desarrollados deben tomar la iniciativa" para beneficio de todos. (PL)