Envían mensaje desde Rusia a antiterroristas cubanos

Moscú, 27 oct. – Desde Rusia envío un saludo a cinco antiterroristas presos injustamente en cárceles de Estados Unidos, aseguró en la Academia Diplomática de Moscú, el investigador cubano Alejandro Castro Espín durante la presentación de un libro de su autoría. Publicada por primera vez en ruso por la editorial Magíster bajo el título Estrategia del todo poderoso: política exterior de Estados Unidos, la obra Imperio del terror seguridad trasnacional, antiterrorismo y crisis global, convocó a un amplio público.

Tras disertar sobre el tema ante embajadores, profesores, alumnos de postgrado, periodistas y otros invitados, el investigador respondió a una estudiante que indagó sobre la situación de René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González.

Ellos han mantenido en alto la dignidad de la juventud de nuestro país sin doblegarse, y cumplen ya 14 años de injusta prisión en Estados Unidos, sostuvo.

Recordó que desde el comienzo quisieron hacerles cambiar de opinión, abdicar de sus principios, pero no lo lograron.

Castro Espín explicó que sin tener en cuenta que ellos son verdaderos luchadores antiterroristas que protegían a ciudadanos cubanos y estadounidenses de ese mal, se les ha condenado a un cruel castigo junto a su familia.

La sanción la aplican las autoridades de un país que por una parte utiliza la lucha contra el terrorismo para justificar agresiones, y paralelamente, durante 50 años, ha auspiciado acciones de este tipo contra Cuba.

Indicó el conferencista que en 1998 el gobierno cubano facilitó al de Estados Unidos información que ellos (los Cinco) habían obtenido para evitar acciones violentas contra aviones civiles.

Se dieron suficientes evidencias, subrayó, y a lo que se dedicaron en ese país fue a capturar a estos antiterroristas, enjuiciarlos y condenarlos a sanciones injustas y exageradas, agregó. El investigador calificó de doloroso y lamentable que mientras los cinco cubanos eran arrestados, 11 de los 19 ejecutantes del crimen del 11 de septiembre contra las torres gemelas de Nueva York se entrenaban en Florida, Estados Unidos.

Por eso denunciamos el doble rasero de Washington en el tratamiento de este tema, sentenció el investigador cubano.

Cuba está contra el terrorismo en todas sus manifestaciones, y por parte de quien lo cometa, reafirmó.

Mencionó el caso de Luis Posada Carriles, responsable de la voladura de un avión con 73 pasajeros a bordo en 1976 y de otros atentados con explosivos, de quien se ha brindado suficiente información a Estados Unidos.

La respuesta ha sido recurrir a subterfugios legales y al final lo han puesto en libertad, reiteró su denuncia.

Castro Espín concluyó que con esa visión dual de considerar un terrorismo bueno y uno malo no es posible combatir ese delito de lesa humanidad.(PL)