Laboratorio Farmacéutico Oriente y los daños del bloqueo – Radio Santa Cruz

Laboratorio Farmacéutico Oriente y los daños del bloqueo

Laboratorio Farmacéutico Oriente y los daños del bloqueoLa industria farmacéutica cubana figura entre las ramas afectadas por el cruel bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos contra Cuba hace ya más de cinco décadas.

En la provincia de Santiago de Cuba el Laboratorio Farmacéutico Oriente no está ajeno a esa situación en sus casi 40 años de creado, sobre todo por problemas con las materias primas, cada vez más caras en el mercado mundial, y los equipos obsoletos o de tecnologías más avanzadas que se afectan por falta de algunos componentes.

Baste decir que la fábrica de tabletas, considerada el corazón de esa entidad, posee equipamiento que data de los años 50 del pasado siglo, como son dos máquinas troqueladoras Manesty (firma inglesa), encargadas de conformar píldoras de consumo nacional como Aspirina, Dipirona y Naproxeno.

El tecnólogo Maurice Portuondo señaló que, recientemente, representantes de la marca estuvieron en el centro y se sorprendieron al constatar el funcionamiento de esos equipos y comentaron que, de esa tecnología en su país, ya solo se ven en museos.

En el caso de la planta de soluciones parenterales, que entrega cloruro de sodio al 0,9 por ciento y dextrosa al cinco, demanda un cambio en el material de envase para aumentar el tiempo de vida útil del producto, pero hasta ahora no han encontrado un proveedor de las bolsas de polipropileno (PP), que poseen mayor durabilidad. La mayoría de los posibles suministradores aparecen en mercados lejanos de Europa y Asía.

Por su parte, la planta de vendas enyesadas, única de su tipo en el país, también muestra afectaciones por dificultades en el abastecimiento del yeso y la gasa, surtidos que deben importarse y han ocasionado serios atrasos el primer trimestre de 2012.

La Licenciada Sandra Hechavarría, directora de calidad del Laboratorio Farmacéutico Oriente, explicó que en ese caso contaban con un solo proveedor, pero los precios crecieron con la crisis económica y ahora buscan otros, y quienes aparecen, no disponen de la materia prima con la calidad requerida.

A eso se añade las condiciones de los equipos con decenas de años en explotación, como son las máquinas impregnadoras (pega la gasa al yeso) y devanadora, que conforma la rollitos de vendas.

Sin la labor de los miembros de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadotes (ANIR), muchos equipos estuvieran hoy paralizados, aseguró la ingeniera química Arlobia Bosch, quien atiende esa organización por el Consejo de Dirección.

Destacó las numerosas soluciones e inventivas salidas del talento creador de hombres y mujeres, entre ellos Ismael Paz, quien diseñó y construyó un transportador para la fábrica de sueros, la llenadora de líquidos y la máquina EMPAZ, para envasar tabletas.

Los trabajadores de esta entidad sienten en su cotidiano quehacer las consecuencias del bloqueo, pero no se amilanan y acometen algunas inversiones a fin de mejorar los procesos productivos pues su razón de ser es fabricar con calidad para el servicio médico al pueblo. (Por Marlene Montoya, AIN)