Bolas y strikes, una de cal y una de arena

Bolas y strikes, una de cal y una de arenaTres salidas, tres supernocaos. Así de sólida se ha mostrado la escuadra cubana sub-15 en el Campeonato Mundial de Béisbol de dicha categoría, con sede en Chihuahua, México.

Los bisoños de la Isla no han dado tregua y luego de las arrolladoras victorias ante Hong Kong e Indonesia, superaron a Brasil este domingo con score de 19-0, lechada de tres jits a la cuenta de Luis Ángel Ramos contra los sudamericanos, que cometieron siete errores.

Los antillanos conectaron 15 indiscutibles y en un segundo turno enfrentaban a Argentina, envuelta de lleno en la lucha por la clasificación, la cual definirá hoy en su duelo con los auriverdes.

Cuba descansa en esta jornada, pero ya tiene un puesto seguro en la segunda ronda, donde chocarán con México, Taipei de China, Nicaragua, Venezuela y Argentina o Brasil, a partir del miércoles.

LAS CHICAS, SIN SUERTE

Luego de concluir la etapa clasificatoria en la séptima plaza, fruto de una victoria y seis fracasos, la selección femenina cubana de béisbol navegó sin suerte en la definición del quinto al octavo puestos en la Copa Mundial de Edmonton, Canadá.

La sonrisa cosechada por las chicas de Juan Padilla el viernes, frente a Holanda, no fue suficiente para auparlas en la siguiente ronda, en la cual sucumbieron primero ante Venezuela (9-6) y más tarde versus el propio conjunto naranja (10-8).

En la ronda de consolación, las nuestras volvieron a mostrar un accionar errático, sobre todo en el pitcheo, que regaló nueve boletos entre ambos pleitos, así como la defensa, imprecisa en cinco ocasiones.

Por su parte, en semifinales Japón y Estados Unidos demostraron su inmenso poderío y justificaron su palmarés (dos títulos mundiales per cápita) tras superar a Australia y Canadá, respectivamente.

Las niponas dejaron en una anotación a las aussies, mientras las locales poco pudieron hacer frente a las estadounidenses —imponentes con 17 rayas—, aunque después lograron la presea de bronce en duelo de batazos (17-13) ante las oceánicas. Al cierre de esta edición, japonesas y norteñas dirimían el título mundial.

(Tomado de Granma)