Llevar al surco semillas, fruto de la ciencia y la técnica

La Habana, 9 ago .- El doctor Sergio Rodríguez Morales, director del Instituto Nacional de Investigaciones de Viandas Tropicales (INIVIT), destacó la acogida dada por productores campesinos a las nuevas variedades de semillas creadas y mejoradas por esa institución.

Ellas permiten –dijo-, mediante la aplicación de la ciencia y la técnica, incrementar el rendimiento, disminuir el ciclo de cosecha y ejercer un mayor control sobre las plagas.

Mencionó a manera de ejemplo el cuidadoso trabajo que desarrollan estos productores en Güira de Melena, Alquízar, Güines y Nueva Paz, al impulsar los conceptos e ideas de este programa nacional.

El surgimiento de biofábricas de semillas de calidad superior, es uno de los puntales de este proceso que, al decir de los más experimentados hombres del campo, es esencial para mejorar los rendimientos.

Rodríguez declaró su optimismo por el fomento y desarrollo de la frutabomba creada por el centro de Santo Domingo, en Villa Clara, llamada Maradol, cuyas pruebas iniciales ratifican que por ahora ninguna otra fruta se le asemeja, por ser esta de exquisito sabor y poca semilla.

Confirmó que de 300 hectáreas destinadas a este cultivo, ya están sembradas más de 200.

Afirma que entre las viandas que también se benefician con los resultados de la tecnología, menciona el boniato, el plátano y la malanga, y respecto a esta última destaca la experiencia del cultivador Pancho Manduley, abanderado de primera línea de la ciencia y la técnica, capaz de cosechar en una hectárea lo que otros harían en dos o más. (AIN)