Continúan choques en barrios de norteña ciudad siria de Alepo

Continúan choques en barrios de norteña ciudad siria de Alepo Damasco, 5 ago .- La continuación de los enfrentamientos del Ejército Árabe Sirio (EAS) contra grupos armados en diversos barrios de la norteña ciudad de Alepo y el secuestro de 48 peregrinos iraníes en un área rural de Damasco, conforman hoy parte de la crisis que sacude a esta nación árabe.

Los choques más violentos se registraron este sábado y en la madrugada del domingo en los barrios de al-Sakhour, Bab al-Nairab, Salah Eddin, Saif al-Dawla, al-Furqan y al Kallasa, donde fuerzas gubernamentales encontraban una férrea resistencia a su avance para reconquistar posiciones que ocupan los insurgentes.

Un autobús que trasladaba ayer a un grupo de peregrinos en visita a la mezquita de Sayeda Zeinab, que honra entre los chiitas a una prima del profeta Mahoma, fueron secuestrados cerca del aeropuerto de esta capital, aunque algunas fuentes señalan que las autoridades lograron controlar la situación.

Por otra parte, en Yalda, Damasco Campo, los terroristas mataron a 20 personas durante acciones contra la población local.

Un informe de la agencia siria de noticias SANA señaló que un grupo armado disparó varios obuses de morteros que cayeron en la cercanía del hospital Al-Abasiyeen, en esta capital, con saldo de un muerto y varios heridos.

En Dummar, Damasco Campo, una unidad de las fuerzas armadas ocupó un alijo de armas, entre estas, cinco rifles para francotiradores de procedencia estadounidense, lanzacohetes RPG, fusiles automáticos, máscaras de protección antigás, grandes cantidades de municiones y dispositivos de comunicación inalámbrica.

En el barrio de al-Tadamon, a unos 15 kilómetros del centro de la capital, una unidad de las fuerzas armadas eliminó a tres francotiradores que estaban escondidos en una habitación desde donde disparaban contra pobladores y uniformados.

Según fuentes oficiales, la víspera fueron eliminados los últimos focos de resistencia de lo que era considerado el último reducto de los insurgentes en los alrededores de la capital.

No obstante, se mantiene la limpieza contra escondites en las granjas de pequeños grupos de insurgentes que participaron en los ataques contra Damasco los días 18 y 19 de julio.

En la zona capitalina de Sina'a fue detenido un automóvil que transportaba armas, municiones, granadas, detonadores y dispositivos avanzados de comunicación.

Asimismo fue secuestrado el fotógrafo de la televisión siria Janbakli Talal, para continuar la agresión contra profesionales de la información, acrecentada tras el asesinato por decapitación de un presentador y periodista de la televisión local en la madrugada del sábado.

Mientras en la provincia de Deraa, a unos 110 kilómetros al sur de la capital, prosiguen choques entre el EAS y bandas armadas, que incluso utilizan uniformes de las fuerzas gubernamentales para cometer asesinatos contra pobladores, dijo SANA.

En Hama, a 209 kilómetros al norte de Damasco, unidades gubernamentales asaltaron un escondite de los irregulares causándoles varias bajas y ocupando armamento.

SANA precisó que en el lugar de la acción fueron requisados 51 fusiles automáticos, tres ametrallados PKC, cuatro lanzacohetes RPG, tres rifles para francotiradores, municiones, equipos de comunicación satelital Thuraya, entre otros pertrechos.

En el barrio de al-Qusour, en la provincia central de Homs, a 162 kilómetros al norte de la capital, fueron ocupados en un almacén 16 bombas, 150 granadas de mano y una serie de artefactos con sustancias tóxicas para ser detonados a distancia.(PL)