Llega a Texas, EE.UU., XXIII caravana de Pastores por la Paz

Washington, 18 jul . – La XXIII Caravana de Pastores por la Paz llegó hoy a McAllen, Texas, donde prepara el cruce a México y la transportación de 100 toneladas de artículos humanitarios recopilados en Canadá y Estados Unidos para Cuba.

Según el sitio digital del proyecto filantrópico, que desafía el bloqueo impuesto por Washington a ese país caribeño, sus líderes anunciarán las próximas actividades esta tarde en una rueda de prensa en una iglesia cristiana de esa localidad sureña.

Las nueve rutas del convoy prevén pasar la frontera mañana para continuar viaje a la ciudad mexicana de Tampico, desde donde zarpará el cargamento hacia la nación antillana.

Pero los activistas están listos para enfrentar posibles obstáculos de la guardia norteamericana como en años anteriores, cuando detuvieron las caravanas e incluso confiscaron productos incluidos en las donaciones.

"Estamos resueltos a llevar esta ayuda a nuestros hermanos y hermanas de Cuba y nuestra lucha continuará hasta que el bloqueo inmoral, cruel y contraproducente de Estados Unidos contra ese país termine", aseveró el reverendo Luis Barrios, co-director de la iniciativa humanitaria.

Varias organizaciones solidarias con Cuba realizarán el viernes un acto cultural en rechazo al cerco económico, financiero y comercial impuesto por la Casa Blanca desde hace más de medio siglo, pese al rechazo de la comunidad internacional durante 20 años consecutivos ante la Asamblea General de la ONU.

La Plaza de la Libertad de Tampico acogerá el evento, que contará con intérpretes de diferentes géneros musicales y servirá de colofón al periplo iniciado a fines del mes pasado por comunidades de Canadá y Estados Unidos.

La Caravana de la Amistad visitó casi 90 ciudades de ambos países norteños.

Sus activistas confirmaron que recibieron donativos y el apoyo de los habitantes de todos esos lugares a la iniciativa y a la campaña por cese inmediato de la medida coercitiva, cuyos daños superan los 975 mil millones de dólares a Cuba, según evaluación de La Habana.

Los aportes consisten en autobuses y productos destinados a los sectores del deporte, la salud y la educación, algunos de los más golpeados por la política hostil de Washington.

Más de 60 ciudadanos de Canadá, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y México integran la actual edición de la Caravana de la amistad, la cual prevé arribar a Cuba el sábado.

El fallecido reverendo norteamericano Lucius Walker ideó ese movimiento solidario en 1992 con el objetivo de romper el bloqueo y llevar a los cubanos asistencia humanitaria y medicinas en camiones escolares amarillos, sin pedir autorización ni licencia a las autoridades federales.(PL)