Investigaciones científicas favorecen altos rendimientos agrícolas en Camagüey

Investigaciones científicas favorecen altos rendimientos agrícolas en CamagüeyIncentivar la investigación científica a favor del desarrollo de importantes ramas de la Agricultura es objetivo común de los técnicos y especialistas que laboran en la Biofábrica de Camagüey.

Según plantea su directora, la ingeniera Yaquelín Carmenates Basulto, el objeto social del centro consiste en producir material vegetativo de alta calidad genética y fitosanitaria.

Aquí se producen vitroplantas de especies y variedades valiosas para el fomento de áreas protegidas de cultivos varios, y se obtienen posturas de frutales, hortalizas y plantas ornamentales, aseveró.

La directora de la Biofábrica agramontina explicó que las plántulas están destinadas, fundamentalmente, a los productores estatales de la provincia la más extensa y llana de Cuba- y también se venden a los campesinos.

En estos momentos, precisó, tienen favorable aceptación entre los nuevos productores acogidos al decreto Ley 259, que regula la entrega de tierras ociosas en usufructo gratuito.

En Camagüey, las entidades que más se interesan por adquirir las referidas plantas son la cooperativa “Ignacio Agramonte”, en el municipio de Minas, y otras unidades que pertenecen a la empresa agropecuaria “Jesús Suárez Gayol”, en Santa Cruz del Sur.

En opinión de Dauris Suárez García, especialista en Aseguramiento de Control de la Calidad, las vitroplantas tienen importantes atributos, entre los que resaltan la resistencia a plagas y enfermedades, con ellas se reducen los ciclos de cosecha y, sobre todo, permiten obtener altos rendimientos.

Suárez García subrayó que, al ser seleccionadas y multiplicadas extensivamente en la Biofábrica, la descendencia de las plantas conservan sus características deseables y están libres de cualquier patógeno por el proceso de laboratorio al cual son sometidas.

Para seleccionarlas hay que esperar que este en fructificación, pues se elige aquella de mayor utilidad, las de racimos más grandes, y se hace necesario garantizar la sanidad vegetal y la pureza varietal de los ejemplares que se multiplican, recalcó la experta.

También es importante el cumplimiento de la disciplina tecnológica en el proceso de micropropagación; esto incluye un área aséptica, de acceso muy restringido, para evitar que la contaminación exterior alcance a las plantas que se están multiplicando y así garantizar un ambiente totalmente controlado, enfatizó.

El plan de producción de vitroplantas para este año en Camagüey es de 520 mil posturas, incluyendo plátano, malanga y ñame, variedades que necesita la provincia.

Hasta el mes de mayo se vendieron 103 mil 500 vitroplantas, de ellas 17 mil 500 de malanga y el resto de plátano burro-censa.

También se han comercializado otras variedades, como el PV- 0630, plátano vianda que por su resistencia a la sequía se está incrementando en Camagüey, y el manzano INIVIT.(Radio Cadena Agramonte)