Programa de gobierno de Chávez garantiza control de los recursos

Programa de gobierno de Chávez garantiza control de los recursos Caracas, 14 jun . – El programa de gobierno presentado del presidente, Hugo Chávez, para el período 2013-2019, tiene visión nacionalista y garantiza la soberanía sobre los recursos naturales, especialmente del petróleo, base material para construir la patria socialista y equitativa.

En ese sentido se pronunció hoy aquí el economista y experto petrolero Fernando Travieso, en declaraciones al programa Toda Venezuela, de la televisora estatal Venezolana de Televisión.

El especialista aludió al programa de gobierno presentado el pasado lunes por el mandatario cuando compareció ante el Consejo Nacional Electoral para formalizar su inscripción como candidato a las elecciones presidenciales del 7 de octubre próximo.

En la Venezuela de hoy se observan dos visiones diametralmente opuestas: una nacionalista, que ve los recursos como base para industrializar el país y redistribuir el ingreso, y otra promovida por la oligarquía financiera internacional, de corte neoliberal, que pretende desmontar el Estado, dijo.

El programa de Chávez -explicó- promueve el fortalecimiento del Estado-nación comenzando por la independencia para poder tomar decisiones absolutamente independientes de los centros hegemónicos.

A partir de esa premisa, la independencia sirve para "la preservación de la soberanía sobre toda la actividad petrolera y la construcción de una sociedad igualitaria", añadió.

En opinión de Travieso, tener un plan de estas características es fundamental en el mundo actual, pues el petróleo es la fuente primaria de energía mundial y, al no tener sustituto, las potencias continuarán promoviendo invasiones, conflictos y guerras para hacerse del control de los países productores.

El experto se refirió a la actual tendencia a la baja de los precios del crudo en los mercados internacionales y la atribuyó, entre otros factores, a las presiones que ejerce la opinión pública estadounidense sobre el gobierno del presidente Barack Obama. Aludió a la proximidad de las elecciones presidenciales estadounidenses y dijo que las encuestas indican que el primer problema para los demócratas es el precio de la gasolina.

En ese sentido opinó que Washington se está moviendo para romper la producción mundial de petróleo y provocar una bajada de los precios, en una movida vinculada con las elecciones que ha sido muy clara.

No obstante, los precios deben remontar, a pesar de la estrategia estadounidense para provocar la baja, con las elecciones de noviembre en la mira, opinó.(PL)