Advierte Cuba sobre consecuencias de intervención militar en Siria

Advierte Cuba sobre consecuencias de intervención militar en Siria Ginebra, 1 jun. – Cuba aseguró en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que una guerra civil en Siria o una intervención extranjera sembrarían mayor destrucción, multiplicarían las muertes y tendrían graves consecuencias para los pueblos del Oriente Medio.

"Reiteramos nuestro rechazo a cualquier intento de socavar la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Siria", declaró Rodolfo Reyes, representante permanente de Cuba en Ginebra.

Al participar en la décimo novena sesión especial del Consejo titulada "Deterioro de la situación de derechos humanos en la República Árabe Siria y la reciente matanza en Houlah", Reyes condenó las pretensiones de Estados Unidos y otros miembros de la OTAN de imponer al pueblo sirio un cambio de gobierno.

En concordancia con la posición cubana de rechazo al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, dijo, hemos condenado los atentados perpetrados contra ese pueblo, que han provocado decenas de muertos y centenares de heridos, pero sobre los que este Consejo no ha dicho una sola palabra.

Aseguró Reyes que la mayor de las Antillas expresa su solidaridad con las víctimas y sus familiares en los hechos de al-Houlah.

Sin embargo, agregó, el más elemental sentido de justicia debe impedir que se atribuyan responsabilidades a partir de simples alegatos de partes interesadas en promover la desestabilización y la intervención militar extranjera en Siria.

Recordó que los países de la OTAN dedican cuantiosos recursos en financiar y armar a una oposición que valide sus ansias de cambio de gobierno en ese país.

El representante cubano manifestó su preocupación por los llamados de quienes apuestan por el uso de la fuerza, la violencia y la intervención militar extranjera en Siria y señaló que se requiere más diálogo y una verdadera voluntad de negociación.

Reiteró que la cooperación internacional, basada en los principios de objetividad, imparcialidad y no selectividad, es el único camino para la promoción y protección efectiva de todos los Derechos Humanos.

"Por ello, es nuestra más firme posición que la investigación sobre la matanza de al-Houlah debe ser seria, creíble, transparente y desprejuiciada, y no debe estar contaminada por motivaciones políticas. Será la única forma en que se conocerá la verdad", aseguró.

El papel de la comunidad internacional es apoyar todo esfuerzo que contribuya a la salvaguarda de la paz y la estabilidad de Siria.

Cuba, precisó Reyes, apoya la búsqueda de una solución política a la situación actual, con pleno respeto a la soberanía e independencia de ese país.

Corresponde al pueblo sirio, junto a sus autoridades, la determinación de las vías y medios para atender y ejecutar la voluntad popular, señaló.

Una primera pesquisa realizada ante la presencia de los observadores de la ONU en el-Houlah por una comisión especial del gobierno sirio, divulgada la víspera, reveló que la atroz masacre en esa localidad rural de la central provincia de Homs fue cometida por un numeroso grupo armado terrorista en los que participan mercenarios extranjeros y son apoyados desde el exterior.(PL)