Trece de Marzo, camino de la libertad

Trece de Marzo, camino de la libertadTrece de marzo de 1957, la tarde se llena de ruidos: disparos sirenas de autos, gritos, bocinas, explosiones. Es la acción que los jóvenes del Directorio Revolucionario han estado preparando desde hace meses para enfrentarse a la dictadura de Fulgencio Batista en su guarida principal, el Palacio Presidencial.

Aquella mañana aunque parecía que transcurría cotidianamente, un halo de insurgencia se respiraba por los predios estudiantiles universitarios, con los miembros de la futura acción ultimando detalles para esperar la hora exacta del comienzo de la misma.

El líder de la Federación Estudiantil Universitaria, José Antonio Echeverría, sería la voz que informara al pueblo de los sucesos desde la emisora Radio Reloj, otro de los objetivos de los jóvenes revolucionarios.

Echeverría, a las tres y 21 de la tarde dio la noticia de la muerte del dictador, que él creía ya consumada.

Fueron apasionadas y vibrantes aquellas palabras del joven líder anunciando la muerte del dictador y arengando al pueblo a sumarse a la lucha revolucionaria, se inscribiría en la memoria del pueblo cubano aquel momento trascendental de la historia patria.

De Radio Reloj partieron a reunirse en la Universidad de La Habana. En la esquina de L y Jovellar, José Antonio se enfrenta con los esbirros, combate que no rehúsa y se enfrenta valientemente cayendo abatido por las ráfagas de ametralladoras de la policía batistiana.

Pocos jóvenes quedaron para contar la epopeya de aquella tarde gloriosa, donde estudiantes universitarios protagonizaron una de las páginas de mayor derroche de coraje y heroísmo realizadas en la lucha revolucionaria.

José Antonio, días antes de aquellos hechos expresó en su testamento político: “Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad. Porque tenga o no nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originará nos hará adelantar en la senda del triunfo…”

Proféticas palabras del líder estudiantil revolucionario, porque a partir del 13 de marzo de 1957, el pueblo se lanzó a una lucha sin cuartel contra la dictadura del tirano Batista hasta lograr la victoria total el Primero de enero de 1959. (Hugo Betancourt Mayoral/ Radio Santa Cruz)