Esencias (+ Video)

Esencias“Esencias, La Colmenita en Estados Unidos”, el más reciente documental del exitoso realizador cubano Roberto Chile, arrancó lágrimas de emoción a muchos cubanos entre los cuales me cuento con orgullo.

La miel de nuestros niños, sus carismáticas actuaciones y el amor con el cual realizan cada presentación habitual cautivó al público asistente a las funciones durante la gira que el grupo de teatro infantil realizara por territorio estadounidense en octubre de 2011, durante los 19 días que duró el periplo.

Increíble la acogida en un medio normalmente hostil, que no se resistió al encanto de desafiar la política de bloqueo que afecta a todos los sectores de ambos países, entre ellos al cultural, medio privilegiado de conocimiento y comunicación entre los pueblos.

Inolvidable el intercambio telefónico con Los Cinco, del cual ya habíamos visto escenas conmovedoras, mas el encuentro con René González fue inesperado.

René es uno de los antiterroristas cubanos, que habiendo cumplido su condena íntegramente, no puede regresar a Cuba a reunirse con sus seres queridos, en especial con su esposa, con quien le impiden rehacer su vida normal desde hace mucho tiempo.

La Colmenita fue declarada en 2007 Embajadora de Buena Voluntad, por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF. No hay dudas que cumplieron excelentemente su cometido de llevar al pueblo norteamericano un mensaje de paz y amor, de verdad y justicia. Sin hablar de que pusieron a bailar hasta a los circunspectos funcionarios de la ONU.

Los cubanos nos sentimos hoy satisfechos. Nuestros niños son sensibles ante la injusticia. Nuestros infantes quieren un mundo mejor para todos. Quieren compartir la felicidad y la verdad de Cuba con otros pueblos. Son valientes, desafiaron la posibilidad real de una rechifla anticubana, mas fueron premiados por quienes ven amigos en nuestro pueblo, no marionetas. Fueron compensados y comprendidos por quienes no saben mentir, por quienes no pueden todavía ser manipulados, por sus iguales, los niños estadounidenses.

Vaya nuestro respeto y admiración desde Santa Cruz del Sur para esos pequeños, que también actuaron para nuestro pueblo en el año 2008, cuando un poderoso huracán arrasó aquí el litoral costero, llevándose cuantiosos bienes materiales, sin poder arrancar ni una sola vida humana, tempranamente protegida por nuestro gobierno.

Nuestra gratitud a Carlos Alberto Cremata, director de esta compañía e hijo de una de las víctimas del avión cubano que explotó en pleno vuelo cerca de las costas de Barbados, por una bomba que pusieron terroristas a las órdenes de Luis Posada Carriles, asesino confeso de ese crimen y que hoy goza de total libertad e impunidad en Miami, la principal madriguera de la mafia cubano americana.

El odio y la venganza no se albergaron en Carlos Alberto, por el contrario, encontró la forma de buscar justicia anteponiendo la belleza de la creación artística a la fealdad de los que promueven el rencor como una forma de vida, o más bien, de muerte.

Cualquier elogio resulta pequeño, comparado con la grandeza de este documental que Radio Santa Cruz pone a su disposición, tomado del sitio digital Cubadebate.

¡Disfrútenlo!

(Iliana Pérez Lara/ Radio Santa Cruz)