Trámites relacionados con viviendas marchan bien en Camagüey

Trámites relacionados con viviendas marcha bien en Camagüey  
Odalis Camacho Blanco, subdirectora técnica de la Dirección Provincial de Justicia explica las ventajas del Decreto Ley 288.  

Desde que fuera puesto en vigor el Decreto-Ley 288 y las resoluciones ministeriales complementarias relacionadas con la transmisión de la propiedad de la vivienda, en Camagüey se han emitido poco más de 200 escritos notariales que dan curso a donaciones, compraventas y permutas.

Odalis Camacho Blanco, subdirectora técnica de la Dirección Provincial de Justicia, explicó que si bien el número aún no es significativo, da la medida de que los agramontinos se interesan por las acciones que flexibilizan los trámites relacionados con la transmisión de la propiedad de los inmuebles.

La especialista informó también que en la capital agramontina se ubica una unidad de trámites en cada distrito -demarcaciones en que se subdivide la ciudad- y tres bufetes colectivos, locales a los que puede acudir el pueblo en busca de orientación y materialización de los propósitos de los interesados. En los restantes municipios también se ofrecen esos servicios.

Como en todo el país, en la más extensa provincia cubana, se han organizado instituciones como las direcciones provinciales de Vivienda, Justicia, de la Administración Tributaria, del Grupo de Arquitectos de la Comunidad y del Banco Popular de Ahorro, entre otros, para viabilizar y facilitar las diligencias relacionadas con la transmisión de la propiedad de la vivienda.

El Decreto Ley 288, según expresara Camacho Blanco, en un reciente panel informativo en la Emisora Radio Cadena Agramonte, “introduce cambios de interés para la población, pues elimina la autorización previa administrativa en las donaciones y permutas, se introduce la compra- venta de viviendas como algo muy esperado en los trámites de flexibilización solicitados por el pueblo y en el caso de las salidas del país se puede disponer del destino que se dará al inmueble sin pago alguno después de la transferencia, entre otras posibilidades”.

El pasado 10 de noviembre de puso en vigor dicho Decreto-Ley cuyo objetivo es implementar el Lineamiento 297 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobado en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Camagüey, ha asumido ese derrotero y el reto principal radica en continuar organizando los mecanismos para conseguir una mayor efectividad en este proceso que pasa a formar parte de la dinámica de la Cuba; un anhelo que se realiza luego de los análisis pertinentes al más alto nivel y que permitirá un reacomodo voluntario en el fondo habitacional pues será un acuerdo, una transacción entre dos personas que se reconocerán en igualdad de derecho y se atendrán a la legislación vigente.

Por Tay Toscano Jerez/ Radio Cadena Agramonte.