Afirma Canciller cubano que es necesaria una estrategia política en el ciberespacio

Afirma Canciller cubano que es necesaria una estrategia política en el ciberespacioLa Habana, 30 nov.- El dilema mayor de nuestros días, como advirtió Fidel en el 2007, es en manos de quién quedarán las nuevas tecnologías y los recursos humanos, dijo Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, al intervenir en un encuentro con representantes de medios alternativos que está sesionando en La Habana.

El Canciller cubano asistió al Taller “Los medios alternativos y las redes sociales”, y contestó preguntas de los representantes de 12 países que asistieron a este encuentro, auspiciado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Isla.

Rodríguez se preguntó para qué queremos ocupar la Web, y habló de la “necesidad de tener una clara idea de qué es lo que queremos hacer, para qué queremos salir de la dictadura de Microsoft y Apple”.

Recordó que los medios desempeñaron un papel letal en Libia, y fueron decisivos en el desenlace de la guerra contra ese país, como arma contra la verdad. Allí se expresó la tendencia siempre clasista de este ámbito y sus vínculos con la industria militar.

El Canciller afirmó que es imprescindible una estrategia política en el ciberespacio, o de lo contrario no tendrá sentido ocupar la Web. “Es esencial que los movimientos de rebeldía tengan expresiones en el ciberespacio, y tengan expresión real, signifiquen una alternativa”, añadió.

Abogó por la crítica de las condiciones del enemigo en el ciberespacio, lo que demanda el conocimiento de ese espacio para sortear las reglas de quienes dominan la Web. “Un dilema esencial es el del derecho al acceso liberador del conocimiento, frente al control de la información, de los datos, y sus condicionamientos”, dijo.

“Pese al desorden mundial y a las crisis mundiales, asociados a los factores climáticos, energéticos y alimentario, el abaratamiento de la tecnología nos asegura que estarán más al alcance de la gente, sin que signifique mayor democracia participativa frente a la banalización y la agresión cultural, fundamentalmente a través de la publicidad que trata a los seres humanos como meros consumidores”, comentó.

Estamos frente a la dicotomía entre el uso individual y social de la tecnología, frente a la dominación y la liberación, y siento que vivimos una oportunidad con estas tecnologías, añadió.

Reconoció como paradigmas en la web las Reflexiones de Fidel y la estrategia del Presidente Hugo Chávez, con su cuenta @chavezcandanga en Twitter, con un resultado insólito. Señaló la trascendencia de conocer la experiencia, a su juicio admirable, que en materia de uso de las redes sociales ha logrado el movimiento de los Indignados en todo el mundo, y en particular Occupy Wall Street.

Comentó que Estados Unidos hoy habla tanto de avanzar con operaciones de cambio de régimen y de una acción internacional colectiva, implementando métodos y plataformas nuevas.

“La euforia con las redes sociales convive con el riesgo de las operaciones de cambio de regímenes, que ha aumentado, al igual que la amenaza a la paz. Pero estas condiciones peligrosas hacen necesario y urgente que nos apropiemos de estas plataformas”, aseguró el Canciller.

Se empieza a acumular en Cuba una experiencia en las redes sociales, y el MINREX tiene conciencia de que es un instrumento inevitable. El Canciller aseguró que su Ministerio aboga no solo “por nuestra presencia en Twitter sino en otras redes, algo que en otros organismos también se articula. Tenemos que romper atavismos y timideces, y actuar con responsabilidad. Deberíamos hacerlo más rápido de cómo lo estamos haciendo”.

Aseguró que Cuba apuesta por el uso social, masivo, de la Internet, pero “no mediante el mercado por su carácter excluyente. Tenemos que tomar en cuenta de manera realista los elementos objetivos”, añadió.

El acceso de todos los cubanos, está sujeto a grandes inversiones que el país no está en condiciones hoy de financiar. Y añadió: “No se puede concebir la educación en Cuba sin el acceso a la tecnología y sin la igualdad de oportunidades, como capacidad de acceso a estos desarrollos desde la niñez”. (Tomado de Cubadebate).