Otra “marcha del millón” reclama renuncia de militares egipcios

Otra "marcha del millón" reclama renuncia de militares egipciosEl Cairo, 25 nov. – Los egipcios participan hoy en otra "marcha del millón", con epicentro en la plaza Tahrir, para mantener la presión sobre la Junta Militar que, tras disculparse por la muerte de 36 manifestantes, negocia otro gobierno interino.

El ambiente tenso prevalece en todo el país, aunque las reyertas callejeras -disminuidas en las últimas horas- se focalizaron en torno a la simbólica plaza de El Cairo, en Ismailia y en Alejandría, donde anoche hubo enfrentamientos cerca de la Dirección de Seguridad.

La decisión del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) de erigir una gruesa barrera de concreto y alambradas en una calle aledaña a Tahrir que conduce al Ministerio del Interior redujo las contiendas entre policías y manifestantes.

Según constató Prensa Latina después de los choques del sábado y domingo pasados, la mayoría de las víctimas sufrió lesiones por bastonazos o perdigones y la inhalación de gases lacrimógenos lanzados por la policía contra activistas que querían tomar la sede ministerial.

Entretanto, los cientos de activistas que por octavo día consecutivo protestan en Tahrir preparaban desde temprano el escenario para la masiva marcha convocada por la Coalición de Jóvenes de la Revolución y una veintena de organizaciones, incluidas varias islamistas y laicas.

"Viernes por la justicia para los mártires", en alusión a los fallecidos por la represión policial, es el lema conductor de la movilización que también llenará calles de Alejandría, pese al ambiente volátil en la segunda ciudad de Egipto, con costas al mar Mediterráneo.

Junto al tributo póstumo, la protesta reiterará el reclamo al gobernante Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) para que ceda de inmediato el poder a una autoridad civil y desista de su interés en plasmar prerrogativas para el Ejército en la futura Constitución.

En uno de los tres comunicados que emitió el jueves, el CSFA desalentó a seguidores que, según aseguró, planeaban salir a la calle este viernes para apoyar a las autoridades militares, esgrimiendo la necesidad de unidad ante las elecciones parlamentarias del día 28.

La cúpula castrense reconoció que Egipto vive "momentos críticos" y apeló a la "autocontención" de los ciudadanos, además de que en otro pronunciamiento se declaró "extremadamente arrepentida por los mártires (muertos) caídos en los últimos incidentes en la plaza Tahrir".

Además de ordenar una investigación, el CSFA ofreció asistir a los hospitales de campaña en Tahrir y prometió "hacer todo" para impedir se repitan esos choques letales, pero por otro lado ratificó que los comicios se harán según lo planeado y "bajo cualquier circunstancia".

Pese a la situación volátil, los militares recalcaron que formarán un nuevo Gobierno antes de las elecciones del día 28, para lo cual el jefe del CSFA, mariscal de campo Mohamed Hussein Tantawi, se reunió ayer con el exprimer ministro Kamal Al-Ganzouri (1996-1999).

Al-Ganzouri, quien aún no respondió a la posible oferta, dividió a los manifestantes entre quienes lo ven como una persona de consenso y una mayoría que defiende una ruptura total con el pasado y le reprocha sus servicios en el referido cargo al ya expresidente Hosni Mubarak.(PL)